La falsa historia de cómo el hombre llegó realmente a la Luna

Coincidiendo con el 44 aniversario de esta hazaña, el autor del blog «Días del recuerdo» ha publicado una crónica en clave de humor en la que, parodiando muchas de estas teorías conspirativas, construye un divertido relato sobre el falso viaje real a la Luna.

Así, el autor del texto sostiene que la carrera espacial estadounidense comenzó un día de 1962 en el que, bajo los efectos del alcohol, el presidente Kennedy decidió improvisar un discurso épico que encendió los ánimos del país. Como ya era demasiado tarde para desmentir al presidente, los asesores del mandatario decidieron seguir adelante con un proyecto para el que no estaban preparados, cosa que demuestra el accidente que costó la vida a los tripulantes del Apolo I.

Pese a los empeños de los ingenieros, continúa la falsa historia, la NASAno era capaz de crear un cohete y una nave que pudiera llevar un grupo de astronautas a la Luna y traerlos de vuelta sanos y salvos, por lo que, en 1968, el presidente Richard Nixon decidió filmar un alunizaje falso. En línea con lo argumentado por el documental satírico francés «Operación Luna», el servicio secreto estadounidense decidió encargar esta tarea al cineasta Stanley Kubrick.

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurría en el documental francés, Kubrick rehusó participar en el proyecto y este acabó recayendo en el actor y director Dennis Hopper, que decidió incluir todo tipo de excentricidades en el rodaje.

Para hacer más real esta farsa, se citó a numerosos testigos para que vieran cómo Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins eran lanzados al espacio en el Apolo XI. La idea era que dieran un par de órbitas terrestres y volvieran lo antes posible para rodar el falso alunizaje. Enfadados por tener que participar en esa farsa, una vez en el espacio y a pesar de los intentos del personal de la NASA por hacerles cambiar de opinión, los tres astronautas decidieron seguir viaje hacia la Luna.

Con una nave prácticamente de juguete y diseñada bajo el efecto de las drogas y sin apenas combustible, los tres hombres finalmente fueron capaces de llegar hasta el satélite y regresar sanos y salvos. Posiblemente, esto último sea lo único cierto en esta divertida crónica que nada tiene que envidiar a todas esas absurdas teorías que aún hoy sostienen que el hombre jamás ha pisado la Luna.

Fuente. http://www.abc.es/tecnologia/redes/20130719/abci-falsa-historia-como-hom...

DJ