La luz más brillante del universo es captada por un telescopio de la NASA

La luz más brillante del universo es captada por un telescopio de la NASA

El telescopio espacial Hubble, un proyecto conjunto de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) que está en marcha desde 1990, ha descubierto el cuásar más brillante jamás observado, proveniente del universo antiguo.

Los cuásares son núcleos extremadamente brillantes de galaxias activas, que obtienen su poderosa luz gracias a la presencia de un agujero negro supermasivo, rodeado por un disco de acreción. El gas y el polvo cayendo hacia el agujero negro libera cantidades enormes de energía, en forma de radiación electromagnética, que puede ser observada a través del espectro electromagnético.


El cuásar más brillante del universo antiguo

El cuásar recientemente descubierto por el Hubble tiene un brillo equivalente al de 600 billones de Soles, y el agujero negro que lo provee de su energía es también cientos de millones de veces más masivo que nuestro Sol.

«Es algo que hemos estado buscando por mucho tiempo» aseguró Xiaohui Fan, de la Universidad de Arizona, Estados Unidos, uno de los científicos involucrados en el descubrimiento. «No esperamos encontrar muchos cuásares más brillantes que éste en todo nuestro universo observable».

La luz que emite este objeto y que fue observada por el Hubble, comenzó su viaje cuando el Universo tenía nada más que aproximadamente mil millones de años. Hoy tiene 13.800 millones de años.

A pesar de lo brillante del cuásar, su observación solamente fue posible gracias a que su aparición fue afectada por un fuerte lente gravitacional. Este fenómeno se dio porque una galaxia relativamente sin brillo está ubicada entre el cuásar y la Tierra, lo que curva la luz del cuásar y la hace ver tres veces más grandes y 50 veces más brillante de lo que realmente se vería sin el efecto del lente gravitacional. Esencialmente es como ponerle una lupa. Aún así, el brillo del cuásar es imperceptible desde telescopios ubicados en la Tierra, y solamente con la visión más aguda y privilegiada del Hubble pudo ser observado.

La importancia de este descubrimiento reside en las cualidades que tiene este cuásar y los caminos de investigación que abre. Se cree que no solo su agujero negro está aumentando el disco de acreción a una frecuencia extremadamente alta, sino que además el cuásar puede estar produciendo cerca de 10.000 estrellas por año.

«Las propiedades del cuásar y la distancia a que se encuentra» explicó el investigador Fabian Walter del Instituto Max Planck, «lo hacen un candidato principal para investigar la evolución de cuásares distantes y el papel que tienen en la formación de estrellas los agujeros negros supermasivos en su centro».

Fuente: Vix
YS