Las madres solteras están criando niños increíbles y la ciencia lo confirma

Las madres solteras están criando niños increíbles y la ciencia lo confirma

Un estudio que comparó el bienestar de los niños que crecen en familias monoparentales por elección y los que crecen con madre y padre, no encontró diferencias en las relaciones entre padres e hijos o el desarrollo infantil.

Sin embargo, el estudio encontró que las madres solteras, por elección, tenían una red de apoyo social más grande.

“Los niños de ambos tipos de familia están bien”, dijo la investigadora Mathilde Brewaeys, del Centro Universitario VU para Especialistas en Disfunción de Género en Amsterdam.

“Las madres solteras por elección y sus hijos se benefician de una buena red de apoyo social, y esto debe enfatizarse al aconsejar a las mujeres que desean tener y criar a un hijo sin pareja”.

El estudio se realizó en Bélgica y mostró que los hijos de madres solteras por elección, es decir, que decidieron cuidar de la maternidad por su cuenta o inseminadas para ser madres, tenían más apoyo de sus familiares y amigos.

El tratamiento de fertilidad para mujeres solteras ahora está disponible en la mayoría de los países europeos y es un procedimiento cada vez más popular para mujeres solteras que desean quedar embarazadas sin pareja (es decir, madres solteras por elección).

Algunos expertos expresaron su preocupación por el bienestar y el desarrollo de estos niños. “La suposición de que crecer en una familia sin un padre no es bueno para el niño se basa principalmente en la investigación de niños cuyos padres están divorciados y, por lo tanto, han experimentado un conflicto parental”, dijo Brewaeys.

El desarrollo infantil negativo depende más de una relación problemática padre-hijo que de la ausencia de un padre. Las madres solteras, por elección, toman conscientemente la decisión de criar a sus hijos solas, en contraste con las madres solteras no intencionadas.

El estudio descrito por la Sra. Brewaeys fue una comparación de 69 madres solteras por elección (que conscientemente eligieron criar a sus hijos por su cuenta) y 59 madres de familias heterosexuales con una pareja y un hijo entre las edades de 1,5 y 6 años.

Las relaciones entre padres e hijos, la red de apoyo social de la madre y el bienestar de los niños se compararon entre los tipos de familia de acuerdo con tres cuestionarios validados. El análisis sacó tres conclusiones principales:

Las madres solteras, por elección, mostraron puntuaciones significativamente más altas en el apoyo social que recibieron, pero también en querer más apoyo social.

No hubo diferencias significativas en el comportamiento problemático (bienestar) interno y externo de los niños entre los dos tipos de familia.

En base a estos hallazgos, Brewaeys informó que los niños que crecieron con madres solteras por elección parecían disfrutar de una relación padre-hijo similar a la de las familias tradicionales.

Brewaeys explicó que los sistemas de apoyo recibidos por las madres solteras eran informales o formales: los primeros podían ser padres, otros familiares, amigos, vecinos o una niñera, mientras que los segundos incluían maestros, médicos de familia, pediatras, programas de televisión o artículos para padres.

“Una red social fuerte es de crucial importancia”, dijo Brewaeys. “Por lo tanto, recomendaría que todas las mujeres que consideran la maternidad soltera aseguren una red social sólida: hermanos, hermanas, padres, amigos de vecinos y nunca tengan miedo de pedir ayuda”.

Cada vez más mujeres están decididas a ser madres solteras, independientemente de los estereotipos de la sociedad, y a nivel de desarrollo infantil no hay ningún problema según este estudio. Lo que debe tener en cuenta es que debe tener estabilidad económica, mental y social para poder criar a un niño adecuadamente.

Fuente: Enamorando.me/ / EB