Las tabletas más difíciles de reparar: la Surface Pro y iPad Mini

Este análisis ha sido realizado por la editorial iFixit, especializada en ofrecer manuales de reparación de todo tipo de dispositivos y permite a los usuarios editar los mismos a través de sus propias experiencias.

Este viernes, la web ha hecho público los resultados de un estudio que han llevado a cabo a lo largo de los últimos meses, analizando las tabletas más exitosas del mercado, calificando su grado de reparación y creando un ranking de 18 dispositivos entre los que se encuentran los principales aparatos de Google, Samsung, Apple y Microsoft.

Para realizar este ranking, la compañía ha analizado la dificultad de abrir el dispositivo, los elementos de sujeción disponibles en el interior y la complejidad en la sustitución de los componentes principales.

XPS 10 de Dell y Kindle, los más sencillos

«Los puntos se conceden por la capacidad de actualización, el uso de herramientas no registradas para el servicio y la modularidad de los componentes», asegura la editorial. En los primeros puestos del ranking, como dispositivo con mejor capacidad de reparación se encuentra el «tablet XPS10, propiedad de Dell, calificado con un 9, ya que es sencillo de abrir, cuenta con un código de color para los cables del interior, una batería fijada con tan sólo seis tornillos, fácil accesibilidad a ambas cámaras y tan sólo 20 tornillos en todo el dispositivo de tres tamaños diferentes.

En segundo lugar, se encuentra el dispositivo de Amazon, Kindle Fire, calificado con un 8, ya que es fácil de abrir y no contiene tornillos pasadores. Además cuenta con un sencillo diseño con tornillos estándar de Philips, fáciles de encontrar, a pesar de que el panel de vidrio se fusiona con el marco.

En tercera posición se encuentra el modelo Streak de Dell, calificado con un 8. Entre los puntos a favor que registra el dispositivo destaca la facilidad para su apertura y para reemplazar la batería. Para su reparación tan sólo son necesarias dos herramientas: un destornillador T5 Torx y herramientas que actúen de palanca para abrir la carcasas de plástico. Los únicos dispositivos suspendidos en este ranking pertenecen a los gigantes Apple y Microsoft.

El peor en reparar, Surface Pro

En la peor situación de la tabla se encuentra el Surface Pro de Microsoft, calificado con tan sólo un 1. Según los criterios del equipo de iFixit, este es la tableta con la que más dificultades se encuentra el usuario a la hora de su reparación debido al gran riesgo de dañar los cables durante la apertura del dispositivo y las «toneladas de pegamento adhesivo presente en todas partes». A pesar de ello, la web le otorga un punto positivo: «la batería no está soldada al equipo».

En esta parte baja de la tabla también encontramos el iPad Mini de Apple, seguido del iPad 2, 3 y 4, compartiendo los cuatro dispositivos la misma calificación, un 2. En todos los casos, la pantalla LCD se retira fácilmente de la carcasa, sin embargo, el interior del dispositivo se encuentra recubierto por una «excesiva cantidad de adhesivo que dificulta la reparación».

Además, la web destaca la gran cantidad de oportunidades que el usuario encuentra, en el momento de la reparación de los «tablets» de Apple, de dañar los cables del interior del dispositivo. En caso del iPad Mini, la compañía destaca que los tornillos se encuentran muy escondidos y son difícilmente desatornillables.

En el resto de modelos de iPad es característica su facilidad para romper el cristal durante el proceso de desmontado. Por último, el dispositivo Surface RT de Microsoft también suspende en este ranking con una calificación de 4 sobre 10 debido a su complejidad para abrir el dispositivo pese a la facilidad con la que la batería puede cambiarse una vez que el usuario consigue abrirlo.

Fuente: http://www.abc.es/tecnologia/moviles-tabletas/20130302/abci-surface-ipad...