Logran que la orca sorda Morgan pueda comunicarse con gestos

Logran que la orca sorda Morgan pueda comunicarse con gestos

Fue rescatada en Holanda en 2010 y en 2011 internada en el Loro Parque de Tenerife, donde los investigadores han diseñado un sistema de comunicación

Los entrenadores de la orca Morgan, que fue rescatada en Holanda en 2010 y trasladada con sordera severa al Loro Parque de Tenerife en 2011, han diseñado un sistema comunicativo, basado en gestos y luz, con el que felicitan al animal cuando responde bien a sus peticiones.

El entrenador y supervisor de las orcas del zoológico, Rafael Sánchez, ha explicado en una entrevista a Efe que al poco tiempo de que la orca llegara a Tenerife, a petición de un juez holandés, los entrenadores se dieron cuenta de que Morgan no acudía a las llamadas de los silbatos de los monitores.

En ese momento, los científicos realizaron múltiples pruebas de audiometría que arrojaron que la orca tiene una deficiencia auditiva que podría ser severa e incluso absoluta, lo que ahora ha sido confirmado por un grupo de investigadores stadounidenses liderados por un científico de la Universidad de Curtin (Australia), que se publica hoy en la revista científica Aquatic Mammals.

Para poder interactuar con la orca, los entrenadores colocaron focos de luces blancas dentro y fuera de la piscina que, cuando encienden, indican a Morgan que ha hecho bien su trabajo, ha indicado Rafael Sánchez.

Este nuevo sistema de comunicación adaptado para Morgan ya lo comprenden el resto de las cinco orcas que conviven con ella en las piscinas de Loro Parque, donde recientemente se les practicaron a todas pruebas de audición.

Estos test se realizaron mediante un método de medición de las ondas cerebrales en respuesta a estímulos sonoros, frecuentemente usado en cetáceos, ha detallado el director adjunto de Loro Parque Fundación e investigador asociado de este estudio, el doctor Javier Almunia.

El director adjunto de Loro Parque Fundación ha asegurado que, si bien el resultado del audiograma de Morgan se conocía desde hace tiempo y se había trabajado con ella adaptándole un sistema de comunicación para que pudiera estar integrada en el grupo, lo importante es que ahora se cuenta con la garantía de la revisión del trabajo por parte de científicos independientes.

La recuperación de Morgan
Morgan, a la que se le calculan entre ocho y diez años, pesa más de 2.200 kilogramos, mide unos cinco metros y come diariamente alrededor de 40 kilos de pescado repartidos en nueve comidas, que los entrenadores aprovechan para obtener análisis de sangre, orina e incluso de heces mediante la introducción de un tubo por el recto, controles para los que han sido entrenadas.

El director adjunto de Loro Parque Fundación ha recordado que Morgan fue rescatada el 23 de junio de 2010 en las costas del mar de Waden, en la isla holandesa de Schiermonnikoog, en un estado «muy debilitado y con síntomas de deshidratación y malnutrición severa».

La orca pesaba solo 450 kilos y no ofreció ninguna resistencia al rescate y el personal que participó en el rescate comentaban que no estaban seguros si el animal sobreviviera la primera noche, por la gravedad de su estado.

La orca fue desplazada al delfinario de Harderwijk donde estuvo en recuperación durante un año hasta que, bajo orden de un juzgado holandés, fue desplazada a Tenerife, a las instalaciones de Loro Parque, en el año 2011.

Fuente: Abc. es

YR