Paleontólogos encuentran fósil de gran reptil marino en Hungría

Los expertos realizaron el descubrimiento en una mina al oeste de Hungría. Bautizado como Pannoniasaurus inexpectatus, el dinosaurio, con una estructura similar a la de un cocodrilo, habría habitado los ríos de agua dulce que existían en el Cretáceo y que separaban a África del sureste de Europa, hace 84 millones de años aproximadamente.

A diferencia de los mosasaurios que habitaban en los océanos, esta especie tenía patas como un lagarto terrestre, un cráneo más plano como los cocodrilos, y una cola distinta a los miembros de la familia de mosasaurios.

Los científicos creen que se adaptó a la vida en los ríos de la misma forma que los delfines de agua dulce de la actualidad.

"La evidencia que encontramos es que es similar al linaje de los cetáceos" señaló László Makádi, paleontólogo del Museo de Historia Natural de Hungría.

El equipo de expertos cree que el Pannoniasaurus podría haber sido uno de los principales depredadores del ecosistema, el cual incluía peces, anfibios, lagartos, cocodrilos, tortugas y otros dinosaurios. Sus dientes relativamente pequeños sugieren que se alimentaba mayoritariamente de peces, anfibios y lagartos.

"El tamaño del Pannoniasaurus lo hace el depredador más grande hasta ahora conocido en las aguas de este ambiente" explicó Makádi.

En el sitio de la excavación, los expertos encontraron miles de fósiles pertenecientes a varios ejemplares de Pannonisaurus que variaban en tamaño entre un metro a 4 metros. De acuerdo a las estimaciones, un ejemplar adulto podría llegar hasta los seis metros.

Michael Caldwell, un experto en mosasaurios de la Universidad de Alberta en Canadá, cree que es poco probable que los mosausarios hayan sido los únicos reptiles marinos en adaptarse al agua dulce. "Estoy seguro que deben existir plesiosaurios e ictiosaurios de agua dulce también", señaló.

El descubrimiento fue publicado en la revista PLOS ONE.

Fuente: http://www.latercera.com/noticia/tendencias/2012/12/659-499568-9-paleont...