Pedro Villarroel: Un venezolano a la vanguardia de la seguridad aeronáutica

Pedro Villarroel: Un venezolano a la vanguardia de la seguridad aeronáutica

Millones de personas en el mundo, cuando usan el transporte aéreo ignoran que en la mayoría de sus viajes han trasladado objetos o sustancias que son catalogadas como “mercancías peligrosas”, que pueden llegar a ocasionar accidentes aéreos. El piloto venezolano-chileno Pedro Villarroel Cuevas es uno de los innovadores en el mundo aeronáutico que ha contribuido a disminuir los riesgos, gracias en buena medida a que él mismo diseñó y desarrolló varias aplicaciones que ayudan a cumplir con las regulaciones para transportar con seguridad estas mercancías.

La primera APP que bautizó Villarroel se llama Flight Bagg y está orientada hacia los pasajeros; en ella se encuentra una lista de artículos y sustancias normalmente transportadas en el equipaje, indicando cuáles están prohibidas y cuáles pueden ser llevadas, al igual que los requisitos para hacerlo. La otra APP de su diseño es DG Crew, que permite al personal de tripulaciones de vuelo, despachadores y en general al personal relacionado con el transporte de mercancías peligrosas tanto en el equipaje o carga, encontrar a la mano toda la información que se requiere para cumplir con la normativa internacional, ya sea en su teléfono o en su iPad, permitiéndole saber cuáles productos pueden ser llevados, qué significan las etiquetas, las normas de segregación de carga y los procedimientos de emergencia, todo fácilmente accesible sin necesidad de Internet o de cargar con el manual físico.

Muchos de los artículos de uso común en el hogar o en los sitios de trabajo parecen ser inofensivos, pero al ser transportados por aire pueden volverse sumamente inestables y peligrosos, ya que durante el vuelo las variaciones de temperatura, vibración y presión pueden causar que derramen su contenido, generen gases tóxicos o inicien un incendio. La Organización de Aviación Civil Internacional OACI define como “Mercancías Peligrosas” a todos aquellos artículos o sustancias que pueden poner en riesgo la seguridad de un avión, la salud de sus pasajeros, la propiedad o el medio ambiente.

Al ser consultado sobre cuáles son las mercancías peligrosas más comunes y que más han dado problemas de toda índole a las líneas aéreas, Pedro Villarroel afirma que “por amplio margen las baterías de litio son las mercancías peligrosas más comunes transportadas por los pasajeros, ya que son la fuente de energía de los equipos electrónicos portátiles tales como: teléfonos celulares, computadores portátiles, tablets, fuentes de poder, audífonos, cigarrillos electrónicos y otros. De los equipos anteriores los que más han producido incidentes son las fuentes de poder (power bank), las baterías de repuesto de los teléfonos móviles y los cigarrillos electrónicos. Otros artículos de cuidado son perfumes y otros similares que contienen alcohol o líquidos inflamables, encendedores, pegamentos, gas pimienta y otros sprays de defensa personal”.

“Constantemente realizo actualizaciones a las aplicaciones, cada vez que algo cambia en la reglamentación internacional de inmediato lo añado a la APP y esto ocurre por lo menos dos veces al año, de igual forma cada vez que un producto genera dudas para ser transportado por un pasajero, yo lo agrego, por ejemplo hace poco agregué las cremas para pulir zapatos (betún), ya que mucha gente no sabía que es un sólido inflamable y por ello no puede ser transportado por los pasajeros”, explicó Villarroel.

Para el venezolano la aceptación de sus aplicaciones ha sido muy buena, a pesar que no existe una campaña publicitaria cuenta con más de 20,000 descargas entre todas las APP relacionadas con mercancías peligrosas. Inclusive varias aerolíneas internacionales usan la APP DG Crews en todas sus aeronaves como fuente de consulta.

Además de las aplicaciones, Villarroel ha ayudado a los profesionales de su área como tripulaciones de vuelo, diseñando procedimientos claros y sencillos para cumplir con las responsabilidades asignadas como la aceptación de las mercancías peligrosas, la aplicación de normas de transporte y los procedimientos de emergencia. También publicó un manual de referencia rápida llamado QRH DG, el cual puede ser bajado gratuitamente de internet y ser usado en la cabina de mando.

“La reglamentación para el transporte de mercancías peligrosas es muy extensa y compleja ya que en general cada norma también tiene excepciones, por lo que se vuelve complicado encontrar la información y el transporte aéreo es muy dinámico, es por ello que para no descuidar la seguridad se necesitan herramientas bien diseñadas que permitan obtener en forma rápida y sencilla los reglamentos con sus especificaciones, es por ello que quise contribuir con el diseño de estas aplicaciones”, agregó. NP

EA