Subsanan un fallo en el cohete de la Soyuz que viajará este jueves a la EEI

Subsanan un fallo en el cohete de la Soyuz que viajará este jueves a la EEI

Los técnicos han subsanado un "fallo menor" detectado en el cohete portador que lanzará este jueves a la nave Soyuz MS-12 a la Estación Espacial Internacional (EEI), informó hoy el cosmonauta Alexéi Ovchinin.

"La Comisión Estatal ha escuchado el informe sobre el estado del cohete portador. Durante la revisión del martes fue hallada una pequeña deficiencia que fue subsanada", dijo Ovchinin en rueda de prensa algo más de 24 horas antes de viajar al espacio junto con los astronautas de la NASA Christina Koch y Nick Hague.

"El cohete está completamente listo, no hay problemas", recalcó el cosmonauta, algo que también confirmó a la agencia Interfax la agencia espacial Roscosmos, al indicar que "todos los parámetros del cohete portador son normales".

Según dijo Ovchinin, este miércoles se llevaron a cabo nuevos controles acorde al reglamento para garantizar el correcto funcionamiento del cohete, del mismo tipo que el que causó el pasado 11 de octubre el fallido lanzamiento de la nave Soyuz MS-10.

En aquella ocasión Ovchinin y Hague debían viajar a la EEI, pero, a pocos minutos del despegue, un fallo en el cohete -causado por un sensor que quedó deformado durante el proceso de ensamblaje y que es clave en la separación de la primera y segunda fase- provocó una eyección automática de la cápsula recuperable, que aterrizó en Kazajistán.

Fue el primer accidente en 35 años durante el lanzamiento de una nave espacial tripulada Soyuz.

Según las agencias oficialistas TASS y RIA Nóvosti, el fallo detectado en el cohete portador en esta ocasión estaba ligado a uno de los sensores del sistema de control, de fabricación ucraniana.

De acuerdo con RIA Nóvosti, los especialistas de la compañía ucraniana Kommunar, junto a sus colegas rusos, resolvieron el problema en el cosmódromo de Baikonur, en la estepa kazaja, al reemplazar "el dispositivo y el cable defectuosos del sistema de control del cohete".

Dado que las pruebas de control tuvieron que repetirse hoy, se pospuso hasta este jueves el tradicional rito previo a un vuelo espacial ruso, en el que un sacerdote ortodoxo bendice la misión espacial frente al cohete portador.

Tras subsanarse el fallo, la Comisión Estatal aprobó la tripulación de la nave espacial Soyuz MS-12 que viajará este jueves a la plataforma orbital internacional.

La nave rusa, que será lanzada a las 19.14 GMT, efectuará cuatro vueltas a la Tierra para acoplarse seis horas después al módulo Rassvet de la EEI, donde aproximadamente dos horas después se abrirán las compuertas entre la Soyuz y la plataforma orbital.

Este será el tercer vuelo de Ovchinin al espacio, el segundo de Hague y el primero de Koch, según la NASA.

El trío se sumará en la plataforma orbital a los actuales tripulantes: la estadounidense Anne McClain, el canadiense David Saint-Jacques y el ruso Oleg Kononenko, que llevan en la plataforma orbital desde principios de diciembre.

De esta manera, volverán a ser seis los ocupantes de la EEI, que continuarán trabajando en cientos de experimentos en materia de biología, biotecnología, física y ciencias de la Tierra a bordo del único laboratorio de microgravedad permanentemente ocupado.

Además están previstas al menos tres caminatas espaciales a fin de seguir actualizando y mejorando el laboratorio orbital, especialmente el sistema eléctrico.

El 29 de marzo se producirá un hito en la historia espacial, cuando McClain y Koch efectúen la primera caminata espacial de dos mujeres, lo que la Nasa denomina un EVA, por el acrónimo en inglés de actividad extra-vehicular. EFE

EA