Verizon recorta su beneficio acumulado pero mejora trimestral de cara a la red 5G

EFE

La implementación de la tecnología 5G, que promete Internet a mayor velocidad, impulsó en el tercer trimestre a la mayor operadora móvil de EEUU, Verizon, que hoy dio cuenta de un aumento de suscriptores a su servicio inalámbrico, aunque sus resultados acumulados del año han empeorado.

El grupo de telecomunicaciones con sede en Nueva York informó de que sus ganancias entre enero y septiembre ascendieron a 13.974 millones de dólares, menos de la mitad (54,3 %) respecto a los 30.550 millones que ganó en los tres primeros trimestres del año pasado.

Su beneficio por acción acumulado en el presente ejercicio fue de 3,29 dólares, frente a los 7,36 que obtuvo en ese mismo periodo de 2017, y la facturación fue un 23,4 % menor, situándose en 96.582 millones.

No obstante, los datos del tercer trimestre, a los que más prestaba hoy atención Wall Street, reflejaron la "fortaleza del momento" para la compañía, que ganó un 36 % más y también incrementó ligeramente los ingresos, superando las expectativas.

Así, entre julio y septiembre su beneficio neto ascendió a 4.924 millones de dólares (1,19 dólares por acción), por encima de los 3.620 millones (0,89 por acción) logrados en esa misma etapa del año anterior.

Los ingresos operativos también ascendieron, aunque ligeramente, hasta 32.607 millones, un 2,8 % más en comparación con los 31.717 millones trimestrales de 2017.

El principal ejecutivo, Hans Vestberg, destacó que en el siguiente trimestre, cuarto y último, Verizon "comenzará la era 5G" y prevé invertir en redes, crear plataformas de valor añadido y mantener su estrategia para "aprovechar totalmente las oportunidades" que ofrece esta nueva tecnología.

Vestberg ocupa el puesto de CEO desde el pasado 1 de agosto, cuando ascendió desde la vicepresidencia ejecutiva y sustituyó a Lowell McAdam, que llevaba dirigiendo el grupo desde 2011, en una época de intenso desarrollo tecnológico y fuerte competencia.

Verizon desgranó en un comunicado que sus gastos acumulados desde el comienzo del año ascienden a 12.000 millones, en buena parte por la inversión en capital para atender el aumento de la demanda por la red 4G y el lanzamiento del 5G para el hogar el pasado 1 de octubre en varios estados de EEUU.

Su negocio de telefonía móvil, Verizon Wireless, líder nacional con 110 millones de abonados al cierre del año pasado, vio aumentar sus ingresos un 6,5 % interanual en el tercer trimestre mientras bajaban los de su red de telefonía fija (-3,8 %) y los del negocio mediático, Oath (-6,9 %), que incluye AOL y Yahoo!.

En ese sentido, Verizon desgranó que ese apartado de telefonía inalámbrica tuvo una facturación de 23.000 millones de dólares entre julio y septiembre y que agregó 295.000 nuevas conexiones telefónicas, por encima de las 199.000 que consiguió en el segundo trimestre de 2018.

No le fue tan bien al negocio de la telefonía fija y banda ancha, que tuvo ingresos de 7.400 millones de dólares pero pérdidas operativas de 50 millones, reflejo de que los espectadores eligen cada vez más vídeo en "streaming" en detrimento de la televisión por cable.

Dentro de esa división, prueba de ello fueron las cifras de los nuevos suscriptores (54.000) a su servicio de Internet Fios, que no compensaron la pérdida de clientes abonados al de televisión (63.000).

Por su parte, Oath obtuvo una menor facturación, de 1.800 millones, que sus ejecutivos no esperan
mejore a corto, en el próximo trimestre, ni a largo plazo, en 2020, para cuando había fijada una meta de 10.000 millones de dólares en ingresos.

Las acciones de la compañía subían a esta hora un 3,93 % en el índice Dow Jones, donde estaban en verde un tercio de las empresas, en medio de una jornada de pérdidas generalizadas. En lo que va de año, su valor se ha apreciado un 7,94 %.
EFE

ST