Wall E, el robot de Pixar, hecho realidad

Sin embargo, y si dejamos los aspectos cinematográficos de esta obra, la idea de un robot capaz de desmantelar edificios completos y organizar los restos de manera eficiente es algo que resultaría muy interesante desde el punto de vista tecnológico.

Pues precisamente este es el concepto que ha desarrollado un estudiante del Instituto de Diseño de Umeå en Suecia y que ha resultado ganador en los Premios de Excelencia del diseño internacional de la IDSA. Su creador, el joven Omer Haciomeroglu, plantea una posible y eficaz solución al siempre complicado problema de la demolición de edificios.

Actualmente las técnicas utilizadas son en su mayoría rudimentarias. Dinamita y otros tipos de explosivos, gigantescas bolas de acero, grúas y multitud de maquinaria enorme y pesada… los métodos que utilizamos para deshacernos de las estructuras y edificaciones suelen ser caros, aparatosos y muchas veces altamente peligrosos.

No sabemos si Haciomeroglu se basó en el personaje Wall E para sus diseños, pero viendo su robot demoledor ERO Concrete, es más que probable que el famoso dibujo de Pixar haya sido una de sus principales fuentes de inspiración.

¿Cómo funciona este Robot?

ERO mide unos 180 centímetros de alto y va armado con un brazo extensible que lanza chorros de agua a alta presión capaces de fracturar el hormigón más resistente. A continuación, y esto es una interesante novedad, el robot “engulle” los restos facturados mediante un sistema de extracción que además permite reciclar el material derribado.

Así pues conseguimos multitud de ventajas con este nuevo concepto. En primer lugar utilizamos un sistema de demolición menos ruidoso, más económico y seguro. Además logramos aprovechar y organizar los restos del edificio ya que ERO empaqueta la arena, hormigón y resto de deshechos haciendo posible su almacenamiento y posterior reutilización en la industria de la construcción.

Para finalizar, esta nueva manera de demolición haría más fácil el reciclaje de elementos aún útiles del edificio como barras y estructuras de acero, cemento, etc…

El diseñador ha pensado en todo puesto que también ha dotado a su diseño de un circuito eficiente de agua para evitar que el gasto sea demasiado elevado, consiguiendo añadirle una ventaja añadida frente al alto coste en combustible que requieren la maquinaria de derribo de hoy en día.

En este blog estamos acostumbrados a que la ciencia ficción sirva de inspiración a aplicaciones tecnológicas efectivas, pero creo que todavía no habíamos puesto un ejemplo de dibujos animados que se convierten en realidad… bien, pues aquí está ERO Concrete una idea que, viendo el interés que ha despertado en diversas empresas, seguramente pase de ser un diseño sobre el papel a un método efectivo utilizado en nuestras ciudades en un futuro no muy lejano.

Fuente: http://es.noticias.yahoo.com/blogs/cuaderno-de-ciencias/wall-e-el-robot-...

AJ