Wikiloc, la 'app' española que mide las caminatas de la desescalada

Wikiloc, la 'app' española que mide las caminatas de la desescalada

El confinamiento provocado por la COVID-19 se ha hecho duro para los amantes del aire libre, que se lanzaron a caminar, correr y pedalear con la desescalada, llegando a batir récords como las 80.000 rutas en un día registrados en Wikiloc, la plataforma española que compite con las grandes del sector.

"Se veía que estábamos comprimidos en casa y teníamos ganas de salir", bromea en conversación con EFE Jordi Ramot, fundador de esta plataforma para compartir rutas geolocalizadas de senderismo, carrera o bicicleta en la naturaleza que se ha convertido en una referencia internacional en el sector.

Wikiloc es una "aldea gala" dentro de un sector dominado por las grandes compañías internacionales fabricantes de dispositivos GPS, pero ha sido capaz de hacerse un hueco para agrupar a unos 6 millones de usuarios registrados y atesorar más de 16 millones de rutas subidas en todos los rincones del mundo.

"Nacimos con la idea de ser un sitio no para la élite del deporte, sino para todo aquel que le guste disfrutar de la naturaleza y subir sus recorridos y sus fotos para que le sirva de álbum y los pueda compartir con personas que tienen sus mismas aficiones", explica Ramot.

Con más de 15 años de trayectoria, la plataforma y aplicaciones móviles ideadas y mantenidas por el equipo dirigido por este gerundense es la preferida de muchos aficionados al senderismo, la bicicleta de montaña, la carrera de montaña, el esquí, el motociclismo, la vela o las rutas a caballo.

"Senderismo, carrera de montaña y bicicleta son las más habituales, pero también hay rutas a camello subidas en los países árabes, rutas con trineos de perros en los países nórdicos, rutas en kayak, 'paddle surf' o incluso en monociclo de montaña", explica Ramot.

España, Italia, Francia, Portugal, los países nórdicos europeos y países latinoamericanos como Brasil, Colombia, Chile o Argentina son los que agrupan al mayor número de usuarios de esta plataforma que se ha convertido no solo en un elemento para recordar las rutas realizadas, sino en un buscador de caminatas para los que quieren conocer los mejores recorridos en el lugar que visitan.

"Lo más gratificante es que puedes ir a cualquier lugar, cerca de tu casa o en otro país, y descubrir las rutas que han hecho los locales, descargarla en tu GPS o usar tu móvil como guía: si te apartas de la ruta te salta una alerta, te avisa si llegas a un punto de interés... Te ayuda a descubrir el territorio", añade.

Una afición convertida en plataforma internacional

Muchas de las personas que conocen Wikiloc piensan, al visitar su página web o utilizar su aplicación móvil, que son una compañía tecnológica estadounidense. "A la gente le sorprende, al ver el nombre, que ves rutas de cualquier país. A nosotros nos gusta decir que la naturaleza y el monte no tienen fronteras", razona Ramot.

Pero su historia no parte de un garaje en Silicon Valley, sino de la afición por la bici de montaña y el senderismo de Ramot, informático especializado en mapas y seguimiento GPS de flotas que en su tiempo libre creó una plataforma para visualizar sus rutas en un mapa y compartirlas con sus amigos.

"Entonces no existía ni Google Maps", recuerda el fundador de Wikilocs. Corría el año 2005, las rutas se sacaban de un dispositivo GPS y las fotos de una cámara.

Ramot creó esa primera versión de la plataforma y la puso en línea el día de su cumpleaños. Anunció su iniciativa en un foro sobre GPS hispanoamericano sin saber que su iniciativa convencería a muchas personas en la otra punta del mundo.

"Me fui a dormir, y al día siguiente había 300 personas registradas y 200 rutas, en la Patagonia argentina, en España, incluso un usuario de Japón. Las maravillas de internet", recuerda.

Lo que comenzó como un proyecto personal que alimentaba en sus ratos libres pasó a ser una dedicación a tiempo completo de la que tuvieron que generar un modelo de negocio, basado en una suscripción 'premium' que ofrece algunas funciones extra, un servicio para oficinas de turismo o parques naturales con el que pueden subir sus rutas recomendadas, y algo de publicidad en la web.

"Siempre hemos crecido por el boca a oreja, porque la persona que lo ha utilizado ha tenido buena experiencia y se lo ha recomendado a un amigo. Intentamos hacer las cosas fáciles, que sea asequible y no sea elitista", resume Ramot.

El confinamiento y el deseo de volver al aire libre

Durante el parón provocado por las medidas de confinamiento para hacer frente al coronavirus, en Wikiloc pudieron seguir de primera mano cómo sus seguidores respetaron las medidas.

"Hemos comprobado que la gente se lo ha tomado en serio, no había actividad. Nosotros lo seguimos por las rutas subidas, los usuarios registrados, los ingresos asociados a la web", explica su fundador.

Incluso llegaron a encontrar personas que subían rutas en su propio apartamento o en el jardín de su casa. "Si nosotros pudiéramos ser un indicador del cumplimiento de las medidas, diríamos que la gente se portó de manera ejemplar", añade.

Un encierro que ha tocado a su fin las últimas semanas, que han sido de récord para esta plataforma. El domingo 31 de mayo registraron esas 80.000 rutas y recibieron 10.000 nuevos miembros.

¿Será esta situación tan complicada el inicio de un redescubrimiento de la actividad al aire libre? "No me atrevería a hacer un pronóstico, pero creo que hay una conciencia cada vez mayor de la suerte de poder hacer actividad al aire libre. Esto nos ha hecho valorar más la naturaleza", finaliza Ramot. EFE

EB