Amnistía denuncia "clima de terror" entre periodistas y disidentes cubanos