Una exposición en Berlín hace brillar "los colores judíos" de superhéroes