Dos cometas convergen en nuestro cielo

Aunque invisibles a simple vista, los cometas 168P/Hergenrother y C/2012 J1 (Catalina), descubiertos el pasado mes de mayo han sido apenas visibles a través de telescopios de aficionados durante las últimas semanas. A medida que se acercan al sol, la mayor parte de su hielo se está evaporando, añadiendo a sus envolturas nebulosas de reflexión, de gas y polvo, produciendo las características colas de cometas, aumentando así su brillo.

“Dos cometas con colas desarrolladas, avanzando en direcciones opuestas y cambiando sus posiciones mientras se separan con menos de tres cuartos de grado de desviación… Simplemente no puedo recordar que esto sucediera nunca…” ha afirmado entusiasmado Bob Berman, astrónomo y columnista de la revista Astronomía.

A través de la cámara web situada en el observatorio del Teide (Islas Canarias), la SLOOH Space retransmitió la trayectoria de estos intrusos helados, complementando además la experiencia con discusiones a tiempo real entre expertos, como Bob Berman.

En todo el mundo, los científicos observaron el cielo para aprender más sobre las propiedades físicas y el origen de los cometas, aunque eso no es lo primero en la mente de Berman.

Fuente: Nationalgeographic

EA