La carne faltará por regulación de precios

La Confederación de Agricultores y Ganaderos (Confagan) asegura que el Gobierno nacional se equivoca con los nuevos precios regulados de la carne. Una tabla “mal aplicada” es lo que significa para Jorge Prado, vicepresidente de Confagan, el nuevo precio de la carne de res y pollo publicado el viernes en las providencias 037/2015 y 038/2015 de la Superintendencia de Precios Justos (Sundee).

“Este no es el precio justo de venta, ni para los carniceros ni para los productores. Aquí lo que puede pasar es que habrá problemas de suministro”, advierte Prado en entrevista telefónica con La Verdad, quien considera un error “establecer precios desde arriba, sin tomar en cuenta el precio del novillo en pie”.

La Superintendencia de Precios Justos fijó en 220 bolívares el precio máximo a nivel de consumidor de un kilo de carne de primera (lomito, solomo de cuerito, chocozuela, pollo de res, pulpa negra, ganzo, muchacho redondo y muchacho cuadrado); en Bs. 165 el kilo de carne de segunda (solomo abierto, paleta, papelón, cogote, lagarto sin hueso, falda y chuleta), y en Bs. 121 el kilo de carne de tercera (lagarto con hueso, pecho y la costilla).

Prado explica que para que resulte “rentable” la venta del producto en las carnicerías, “los carniceros deberán comprar el novillo en pie máximo a Bs. 70 por kilo, cuando el precio en el que se consigue hoy es entre Bs. 90 y 100 por kilogramo”.

Reprocha que el Ejecutivo, antes de fijar los precios de venta, no tomara en cuenta el incremento del precio de los fertilizantes, la mano de obra y, en el caso del Zulia; las dificultades para la adquisición de combustible necesario para la maquinaria agrícola y el transporte.

Prado critica que “por primera vez en la historia” los cortes de primera como lomito, solomo de cuerito y punta trasera, fueron incluidos en la regulación. “Esos son los cortes que le permiten al carnicero poder subsidiar los cortes de tercera (que tienen precios inferiores a sus costos de producción). Estimo que existe desconocimiento en las personas que llegaron a la conclusión de que se podía vender la carne en 220 bolívares al consumidor. Las personas que decidieron esos precios no hicieron la investigación debida, no se adaptan a la realidad”.

Reunión urgente

Recuerda el representante de Confagan que este mes presentaron al Ministerio de Agricultura y Tierras un estudio técnico avalado por 200 fincas de producción de ganado de doble propósito en el Zulia, y “no fue tomando en cuenta”, por lo que exhortan a los funcionarios encargados de dichas regulaciones a rectificar.

“Es necesario que se reúna la junta agroalimentaria, como lo hicimos hace un mes en el Ministerio, porque así de forma unilateral es imposible ajustar el precio real”.

Fuente: LV

NA

Categoria: