Macabro hallazgo en la casa de un “santero” en Portuguesa