La SIP aboga por preservar la libertad de prensa y luchar contra los asesinatos