La ex presidenta del TSJ Cecilia Sosa ve en el aviso de Chávez sólo un mensaje interno

En declaraciones a los medios tras un coloquio con empresarios en Barcelona, Sosa se ha referido así a la advertencia que hace dos días lanzó Chávez, que habló de "prepararse para la guerra" con Colombia por su acuerdo militar con Estados Unidos, que el Gobierno venezolano considera una agresión de Washington contra su país.

"Es un discurso que va al presidente de EEUU, Barack Obama, y a los venezolanos, no al presidente de Colombia o a los colombianos", ha reiterado la ex presidenta del Supremo.

En este sentido, ha criticado que Chávez acuse al presidente colombiano, Álvaro Uribe, de ser un "títere del imperio", cuando se trata de una excusa y, "en realidad, es un títere de él, ya que lo está utilizando (a Uribe) para ir en contra del imperio".

Además, Sosa ha resaltado la soledad de Chávez en su oposición a las bases militares norteamericanas en Colombia: "Ni Lula (el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva) se opuso. Yo lo veo un poco solo. Pasó a ser un tema ideológico para Chávez, para el que lo más importante ahora es su discurso. (...) No sé cuanto le va a durar eso. Es un drama", ha sentenciado al respecto.

En todo caso, ha instado a España, junto a Brasil, a actuar de mediadores en el conflicto, especialmente en las trasgresiones de los Derechos Humanos en la frontera entre Venezuela y Colombia.

"España tiene que mostrar ahora un juego que le interesa mucho a la Unión Europea, de valorar qué pasa con los Derechos Humanos en el continente", ha dicho Sosa, que se ha referido a la "pericia y habilidad diplomática" española para llamar al "diálogo y a la concordia", aunque ha admitido no haber "percibido una respuesta" de España a la petición de Colombia de examinar la frontera.

Para la ex presidenta del Tribunal Supremo, la elecciones del próximo año a la Asamblea Nacional deben ser una "prueba de fuego" para demostrar que Chávez "dejará de ser presidente en tres años".

Según ha explicado, dichas elecciones legislativas deben ser el "intermedio para el trampolín" de las presidenciales de 2012, "ya que -ha detallado- las encuestas señalan que la mayoría de venezolanos querrían tener hoy otro presidente".

No obstante, para Sosa el problema no debe ser "que siga o no siga, o qué hacemos para que no siga", sino "qué hacemos para que haya otro", es decir, crear una alternativa de poder que, en todo caso, parta de "lo bueno" del gobierno de Chávez para iniciar el cambio, en lugar de volver al pasado, algo que ha rechazado.

Además, Sosa ha apostado por una mujer como candidata a competir "en el tú a tú" contra Chávez, ya que el presidente "teme a las mujeres", y ha añadido que en caso de que se lleven a cabo unas primarias de mujeres para elegir una candidata, ella será "la primera" en inscribirse.

En todo caso, ha recordado que únicamente si se trabaja para crear un movimiento liderado por las fuerzas democráticas habrá "muchas posibilidades" de obtener una mayoría en la Asamblea Nacional, algo que no ocurrirá si la oposición "sigue dividida".

"Hay pueblos que se cansan de ser agredidos", ha concluido. EFE

Categoria: