Arranca en Caracas la última jornada de la cumbre fundacional de la Celac

Durante la jornada, los líderes suscribirán los documentos contenidos en la Declaración de Caracas y el Plan de Acción 2012 donde están sentadas las bases de este bloque, que aún no define si será un foro político o tendrá una estructura que la equipare a otros organismos multilaterales, en particular la Organización de Estados Americanos (OEA).

Al abrir la segunda jornada el presidente venezolano Hugo Chávez, para quien la cumbre es la primera gran cita internacional desde que en junio hizo público sufrir un cáncer del que asegura haberse curado, dijo que esta iniciativa es "demasiado importante" para la integración latinoamericana. "Hemos ido a muchas cumbres.

En buena parte de ellas quedamos en que nos vemos el próximo año, discursos y documentos. En este caso no podemos hacer eso, está prohibido. Esto es demasiado importante", comentó, insistiendo en que la Celac necesita una estructura institucional.

Chávez informó además que Venezuela, Chile y Cuba -donde se realizarán las cumbres de 2012 y 2013, respectivamente- formarán la "troika" que continuará el trabajo político para la constitución de la Celac, un bloque regional que unirá a todos los países americanos excepto Estados Unidos y Canadá.

"La troika tiene que asumir inmediatamente su responsabilidad y puede tener un grupo de apoyo", planteó Chávez, uno de los artífices de esta iniciativa que fue lanzada en una cumbre presidencial en México en febrero del año pasado.

"Que no se nos trabe esto" y cada cumbre se transforme en una ocasión que sólo sirva para hacer "buen turismo", pidió.

"Ciertamente nos hace falta una estructura, no es poca cosa lo que estamos pretendiendo", insistió Chávez, que se considera a sí mismo un continuador de la idea de la unidad continental que planteó el prócer Simón Bolívar.

"Yo quisiera proponer que hagamos un pequeño esfuerzo y aportemos algo para que creemos esta secretaría ejecutiva que le dé seguimiento a estas cosas", coincidió el presidente panameño Ricardo Martinelli, que propuso a su país como sede de esta secretaría.

El viernes, el subsecretario de Brasil para América Latina y El Caribe, José Antonio Simoes, informó que los cancilleres reunidos previo a la cumbre habían consensuado que la Celac tuviera sólo "una estructura leve", sin "presupuesto propio, ni una secretaría" permanente.

Brasil, la economía más poderosa de la región, no tiene prisa en la conformación de este bloque, al que aún ve con cautela. "Tenemos que dejar primero funcionar el organismo por algún tiempo", comentó Simoes.

Según Chávez, hay "unanimidad" entre los líderes regionales sobre los documentos trabajados por los cancilleres, así como en una veintena de temas políticos y económicos, cuyos detalles se darán a conocer al cierre de la cita.

Pero hasta ahora no hay acuerdo sobre el mecanismo de toma de decisiones, un punto que debía ser discutido por los presidentes este sábado o que quedará pendiente para ser trabajado de cara a la próxima cita en 2012 en Chile, que asumirá la presidencia pro témpore.

Se debatía si el sistema para la toma de acuerdos debe ser el consenso o la votación de sus miembros.

Durante la jornada de este sábado también se realizará una reunión del bloque energético Petrocaribe, la iniciativa impulsada por Venezuela -mayor productor de crudo de Sudamérica- que establece un mecanismo de pagos preferenciales a sus miembros. AFP

Categoria: