Celac supone un cortafuego contra maniobras golpistas dice embajador Bernardo Álvarez

En una entrevista ofrecida al diario español Público, Álvarez advirtió que persisten los intereses en desestabilizar a los gobiernos progresistas, pero que, tanto la "Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y ahora la Celac contribuyen a que no sucedan estas cosas".

Explicó que la Celac, fundada en Caracas el 2 de diciembre, "expresa un nuevo tiempo y la voluntad de tener foros donde resolver los conflictos (...). En el pasado se actuaba internacionalmente para aislar y contener gobiernos. América Latina está superando eso y hoy se consolida como una zona de paz".

"Necesitábamos un organismo latinoamericano y caribeño sin influencias externas" dijo el diplomático, luego de recordar que el sistema interamericano que regía las discusiones del continente estaba financiado más de 60% por Estados Unidos.

"Fíjate cómo resolvimos, desde Unasur, el golpe contra Correa: en menos de 24 horas y sin interferencias. Estados Unidos tiene un historial muy oscuro de intervenciones en América Latina y Wikileaks ha revelado unas agendas muy particulares".

Explicó que los mecanismos de integración están orientados a "recuperar la soberanía, profundizar en la inclusión e impulsar un modelo económico más justo".

Los gobernantes de izquierda tienen como tarea, añadió, "controlar el poder y la influencia de las grandes corporaciones, porque durante años reinó el modelo neoliberal (...). Sin embargo, ahora ha habido una reacción muy fuerte a esa despolitización y a esa desnacionalización". AVN

Categoria: