Celac asume vocería económica, política y social de América Latina y el Caribe

Entrevistado este lunes en el programa Toda Venezuela, de Venezolana de Televisión (VTV), el politólogo Ernesto Wong destacó que con este nuevo sistema de integración, las naciones suramericanas y caribeñas serán capaces de elevar sus capacidades financieras a través de una nueva arquitectura.

"Esta unidad dentro de la diversidad va a darse la mano con los procesos integracionistas de África y Asia", dijo.

Asimismo, comentó que la Celac, instalada en Caracas los días 2 y 3 de diciembre, posee un fundamento científico, porque tiene en cuenta las situaciones actuales del mundo.

Igualmente, se refirió a la participación de Cuba en el nuevo bloque regional al calificarlo como un acontecimiento de gran relevancia. "Pienso que va a haber una complementariedad muy importante a nivel mundial. La nación caribeña puede aportar recursos humanos y tecnología", expresó el profesor universitario.

También hizo énfasis en que con la Declaración de Caracas (documento aprobado por consenso durante la cumbre fundacional de la Celac) se reconoce el papel desempeñado por los organismos sub-regionales, como el Sistema de Integración de Centroamérica (SICA); la Comunidad de Estados del Caribe (Caricom); la Asociación de Estados del Caribe; la Alternativa Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

"Para que la Declaración de Caracas y el Plan de Acción planteados en la cita no se queden sólo en papel, se creó un estatuto de procedimientos que garantiza que hayan distintos niveles de decisión y lo que se acuerde en las reuniones, la presidencia pro témpore se encargará de cumplirlo", explicó Wong.

Los 33 países miembros de la naciente Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) aprobaron este sábado la Declaración de Caracas, documento que establece compromiso con la integración mediante el diálogo y la concertación.

En el documento se destaca la necesidad de que este nuevo bloque se "convierta en un espacio que reivindique el derecho a la existencia, preservación y convivencia de todas las culturas, razas y etnias que habitan en los países de la región, así como el carácter multicultural de nuestros pueblos".

También se consagra el respeto por el Derecho Internacional, la autodeterminación de los pueblos, la soberanía, la solución pacífica de las diferencias, la promoción y protección de los derechos humanos.

En la Declaración de Caracas igualmente se plasma la necesidad de unificar esfuerzos para "impulsar el desarrollo sostenible de la región", para "contribuir con la consolidación de un mundo pluripolar y democrático, justo y equilibrado, y en paz, despojado del flagelo del colonialismo y de la ocupación militar", recoge el documento.

El texto finaliza con la invitación para realizar la próxima reunión del organismo latinoamericano y caribeño en Chile, en 2012; en Cuba, en 2013 y en Costa Rica, en 2014.AVN

Categoria: