¿Qué no debes hacer en la cena de Nochebuena?

¿Qué no debes hacer en la cena de Nochebuena?

Llega la gran reunión familiar del año, cuando toda la familia se reune, comparte, y por supuesto se da el banquete del año. Si te tocó este año la función de anfitrión, destácate con estas recomendaciones.

¿Qué podría salir mal?... El Comidista te da estas claves para que no te equivoque y sea una gran noche.

NO hagas los fritos tres horas antes

En el caso de que hayas cometido la imprudencia de incluir rebozados en el aperitivo debes asumir las consecuencias y tratar de freírlos en el último momento, aun a riesgo de oler después a fritanga.

NO improvises el cóctel

Si vas servir un cóctel antes de cenar no improvises, piensa y prueba lo que vas a servir.

NO te vistas como si fuera Nochevieja

Esta en una celebración familiar que, creas en el niño Dios, en el solsticio de invierno o en "Justin Bieber", tiene un origen religioso. Relájate y ponte algo discreto y elegante.

NO te creas Ferran Adrià

La experimentación y la libertad creativa está muy bien... cuando no tienes a toda la familia cenando en casa en una fecha señalada. Si controlas mucho de cocina, da rienda suelta a la imaginación. Si no, reprime al cocinero molecular que llevas dentro y limítate a lo seguro.

NO muerdas las patas del marisco

10 de cada 9 dentistas recomiendan no partir las patas del marisco con la boca. No sólo estarás castigando tus molares, sino que ofrecerás un espectáculo muy poco apetitoso para el que esté enfrente. Usa un instrumento adecuado para ello -un cascanueces vulgar y corriente vale- y luego chuperretea discretamente.

NO administres cafeína a los niños

Ni cafeína, ni ningún otro tipo de alimento estimulante. Los niños ya son un elemento suficientemente radioactivo en Navidad como para encima darles coca-cola o chocolate.

NO te apiporres

Meterse 3.000 calorías en la cena de Nochebuena, tal vez no es la mejor idea. La comida sabe mucho mejor si se toma en cantidades moderadas. Además no hay que olvidar que la comilona del día siguiente rellenará cualquier posible hueco.

NO exageres con el servicio de mesa

Muchas personas quieren destacarse con las vajillas, las cristalerías y las cuberterías, creyendo equivocadamente que más es más. Estas mismas personas sufren de adicción a los centros florales, las velas, las piñas y los lazos, y los colocan cual catafalcos en mitad de las mesas impidiendo la visión de los demás. Toma la dirección contraria y ten en cuenta que menos es más.

NO hables de política ni de dinero

Son dos temas que es mejor que no entren en el protocolo. Para disfrutar de la comida y que siente bien se deben evitar las discusiones a toda costa, y la política suele dar pie a entablarlas. Por ese mismo motivo no conviene sacar trapos sucios familiares ni temas que resulten conflictivos.

EA

Categoria: