Lo último en tecnología para copiar vs las chuletas clásicas