Corte de la Haya escuchará argumentos de Perú y Chile por diferendo marítimo

Perú será el primero en exponer sus razones el lunes a partir de las 14H00 GMT y toda la jornada del martes. Chile defenderá sus puntos de vista el jueves y viernes.

La semana siguiente habrá una segunda tanda de alegatos, de Perú el 11 de diciembre y de Chile el 14. Los jueces sopesarán luego los argumentos antes de pronunciarse, en una fecha aún no determinada.

Santiago se negó a aceptar una propuesta de delimitación presentada por Perú en 2004. Lima acudió entonces ante la CIJ en 2008, dejando en manos de los jueces la tarea de fijar la frontera marítima.

Chile, vencedor hace casi 130 años de una guerra con Perú y Bolivia que sigue marcando las relaciones con sus vecinos, aceptó a regañadientes ir a la Corte de La Haya.

"El fallo de La Haya es algo que sin duda nos ocupa, nos preocupa; estamos todos pendientes de este fallo, pero no es algo que vaya a tener un efecto entre las relaciones en nuestros países", dijo este jueves en Santiago el ministro de Hacienda chileno, Felipe Larraín.

Santiago estima que el límite quedó zanjado por dos acuerdos firmados en 1952 y 1954, que demarcaron la frontera actualmente vigente y respetada por ambos países.

En su calidad de firmantes del Tratado de Bogotá, los dos países están comprometidos de antemano a acatar el futuro fallo de la CIJ, que no será pronunciado antes de mediados de 2013, en el mejor de los casos.

Una demanda sobre límites marítimos entre Nicaragua y Colombia quedó dirimida el mes pasado con un fallo de La Haya que provocó descontento en Colombia y su salida del tratado de Bogotá, como medida de rechazo a la jurisdicción futura de la CIJ.

Perú confía en que la CIJ le dará la razón. "La posición peruana es muy sólida y coherente. No existe un acuerdo de delimitación marítima entre Perú y Chile, por eso le hemos solicitado a la Corte de La Haya que trace este límite a partir del Punto Concordia, siguiendo una línea equidistante, conforme lo establece el derecho internacional", dijo el presidente Ollanta Humala en su última declaración pública sobre el tema, el 16 de noviembre.

La demanda peruana se basa en que los acuerdos bilaterales pesqueros de 1952 y 1954 no constituyen un tratado de límites marítimos, al contrario de lo que asegura Chile.

Lima cuestiona además que la línea de proyección hacia el Pacífico esté trazada en base a un paralelo y no sobre una línea equidistante, como concibe desde 1982 la Convención del Mar de la ONU.

En un comunicado, la CIJ precisó que la demanda de Perú no solo se refiere a la delimitación de la frontera entre las zonas marítimas de los dos Estados, sino también "sobre el reconocimiento de la pertenencia a Perú de una vasta zona marítima que, situada en el límite de las 200 millas marinas de la costa de Perú le pertenece, pero que Chile considera como parte de la alta mar".

Para algunos historiadores el diferendo es un último resabio de la Guerra del Pacífico, que entre 1879 y 1883 enfrentó a Chile con Perú y Bolivia, tras la cual los chilenos extendieron su territorio norte en casi 400 km de costa y 8.000 km2 terrestres, anexando provincias que antes eran peruanas y bolivianas. AFP

Categoria: