Cuba produjo unos 4 millones de toneladas de petróleo y gas en 2009