Las familias de los presos son trasladadas a La Habana para tramitar su viaje a España

Viso Bello indicó a Efe por teléfono que aún no ha visto a su esposo González Alfonso, corresponsal de Reporteros Sin Fronteras (RSF) en Cuba y premio de la organización en 2008, condenado a 20 años en el grupo de los 75 opositores presos en la oleada represiva de 2003.

"Están recogiendo a los familiares en sus casas y nos han traído en una guagua (autobús) hasta un policlínico para hacernos un chequeo médico y ya nos han hecho las fotos para el pasaporte", refirió Viso Bello.

Explicó que en este caso los familiares acompañantes son además de ella, su hija, la ex esposa y los dos hijos de González.
En igual situación estaba esta mañana la familia del preso Léster González Pentón, integrante del movimiento proderechos humanos "Razón, verdad y libertad", condenado a 20 años en la "Primavera Negra".

Mireya Pentón y Milay Pérez, madre y esposa de González Pentón, dijeron a Efe desde un teléfono móvil que estaban a punto de tocarles su turno para hacerse el chequeo médico junto con otros siete familiares que se preparan para viajar con él a España.

La madre de González Pentón expresó que acababa de hablar con su hijo y éste le comunicó que a él también le estaban practicando exámenes médicos en la prisión "Combinado del Este" de La Habana, donde han sido concentrados algunos presos cuyo traslado a España sería inminente, de acuerdo a la información divulgada por la Iglesia católica.

Familiares de los presos Luis Milán Fernández y Omar Ruiz Hernández también confirmaron que han sido trasladados a La Habana por autoridades del Ministerio del Interior desde sus provincias de residencia (Santiago de Cuba, oriente; y Villa Clara, centro) aparentemente para seguir similar procedimiento. La Iglesia católica cubana comunicó el sábado último que suman 17 los presos políticos que próximamente quedarán en libertad y viajarán a España.

El Gobierno de Raúl Castro se ha comprometido a liberar gradualmente en un plazo máximo de cuatro meses a 52 presos políticos en el marco del diálogo que ha abierto con la jerarquía católica de la isla, un proceso apoyado por España, que recibirá a todos los disidentes de este grupo que quieran deseen viajar a ese país.

Estos 52 opositores son los que aún quedan en la cárcel del "Grupo de los 75" que fueron a penas entre 6 y 28 años. El proceso se realizará de forma gradual y en un plazo máximo de cuatro meses. EFE

Categoria: