En Venezuela, se insulta a autoridades de la Iglesia... En Cuba, Raúl Castro logra acuerdos con ella y libera presos políticos

Según el comunicado divulgado por el Arzobispado, las autoridades cubanas procederán a la excarcelación gradual de 52 presos políticos, cinco de ellos de forma inminente, que podrán trasladarse a vivir a España con sus familias.

Los opositores que serán liberados son todos los que quedan aún en la cárcel del llamado Grupo de los 75, que fueron condenados a penas de hasta 28 años de prisión en la represión de la Primavera Negra de 2003.

"Yo esperaba que se empezaran a anunciar las liberaciones. Fue quizás un poco interesante y quizás sorpresivo ver que estando el canciller Moratinos aquí se dirigieran a nosotros para que hiciéramos el anuncio", afirmó Ortega.

El cardenal no adelantó los nombres de los disidentes que serán puestos en libertad, y apuntó que "todavía no han sido comunicados a las personas que deben recibir este beneficio de la liberación".

Agregó que la lista no se dará a conocer hasta que las autoridades católicas avisen a los presos y a sus familias, lo cual comenzarán a hacer "tan pronto" puedan.

Sobre la posibilidad de que los 52 excarcelados viajen con sus familias a España, Ortega dijo que se trata de "una propuesta" que les hace el Gobierno cubano.

Además, se refirió al diálogo entre la Iglesia y las autoridades cubanas como "un proceso que va a continuar".

El canciller español Moratinos y el cardenal Jaime Ortega en La Habana

Cinco de los prisioneros serán liberados "en las próximas horas" y viajarán "en breve" a España con sus familias y los otros 47 "en un periodo de tres a cuatro meses, a partir de este momento", con posibilidad de "salir del país", anunció el Arzobispado de La Habana.

La liberación de los 52 opositores, que quedaban presos de un grupo de 75 condenados en 2003 a penas de entre 6 y 28 años, fue anunciada en un encuentro del presidente Raúl Castro, el cardenal Jaime Ortega y el canciller de España, Miguel Angel Moratinos, precisó el texto.

La excarcelación, la más importante desde que el Gobierno liberó a un centenar de presos políticos tras el histórico viaje del Papa Juan Pablo II en 1998, es fruto del diálogo instalado por el propio Raúl Castro y el cardenal el 19 de mayo.

Como resultado preliminar de esa conversación, Raúl Castro excarceló en junio a un preso político parapléjico y trasladó a otros 12 a cárceles en sus provincias, para acercarlos a sus familiares, todos del grupo de los 75.

Según el comunicado, el cardenal fue informado que además de las liberaciones de "las próximas horas", serán reubicados otros seis reos a la espera de su excarcelación.

"Sentimos una enorme satisfacción. Se abre una nueva etapa en Cuba, con el deseo de zanjar definitivamente la cuestión de los presos", declaró Moratinos en su primera reacción pública.

Las liberaciones harían deponer a Fariñas la huelga de hambre que cumple desde hace 134 días en demanda de la excarcelación de 25 reos enfermos, y que lo tiene en peligro de muerte.

No obstante, Fariñas afirmó este miércoles que depondrá el ayuno cuando 12 reos "estén en la calle", como prometió al bajar su exigencia con el inicio de la mediación del clero.

"Estoy escéptico. Hasta que nuestros hermanos estén en la calle, no confiamos en las autoridades", sostuvo el periodista y sicólogo de 48 años, por teléfono desde el hospital de la central ciudad de Santa Clara, donde sigue su ayuno.

Otros opositores recibieron satisfechos, pero igualmente escépticos, el anuncio. "Es algo insólito. Me he quedado perpleja, esperábamos la liberación de 10, 12, hasta 15 y que quizás en cinco o seis meses otros, pero nunca esto", dijo Laura Pollán, líder de las Damas de Blanco, familiares de los 75.

Oscar Espinosa, uno de los 75 y excarcelado en 2004 por estar enfermo, calificó la decisión del Gobierno de "acto de justicia" que "abre posibilidades a otros cambios" en Cuba.

Para el activista humanitario disidente Elizardo Sánchez, quien registra 167 presos políticos, el que la cifra baje a 115 "no garantiza mejora en la situación de derechos humanos".

Disidentes que residen en España se preguntaban si las excarcelaciones darían paso a una verdadera transición en la isla.

El clamor por los presos se avivó con las críticas que desató en la Unión Europea (UE), Estados Unidos y otros países la muerte en febrero del preso opositor Orlando Zapata, tras 85 días en huelga de hambre, y el ayuno de Fariñas.

Ahora, tras el anuncio, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, consideró "excelente" la excarcelación, en tanto que Chile expresó reconocimiento a quienes contribuyeron al diálogo y su esperanza de que Fariñas deponga la huelga.

Por el caso de los 75, la UE impuso sanciones a la isla, levantadas en 2008 a iniciativa de España, que en los últimos años ha tratado de acercar a La Habana y Bruselas.

Moratinos, quien logró la liberación de cuatro presos de los 75 en 2008 -emigrados a España- y otro en 2009, viajó la noche del lunes a Cuba para apoyar al cardenal y acelerar las excarcelaciones.

El ministro, quien partirá este miércoles de La Habana, se dijo había declarado seguro de lograr "resultados positivos" que le permitan "convencer" a la UE de levantar la Posición Común, que desde 1996 condiciona la relación con Cuba a avances en derechos humanos. AFP

Fuente: AFP

Categoria: