Dicen las malas lenguas que Sharon Stone sufre el "efecto chupeta"