Fidel Castro se burla de la euforia de asistentes a la Cumbre de las Américas