CVG Alcasa no tiene materias primas, su producción está en riesgo y está al borde de un cierre

Tal es la escasez que ayer en la tarde trabajadores de las mesas técnicas productivas, plantearon la posibilidad de sacar más celdas fuera de servicio a fin de no paralizar la planta.

La reductora está trabajando actualmente con el 57% de su capacidad en las líneas 3 y 4. Produce con 228 celdas, de 396 que tiene la infraestructura.

Los trabajadores temen que CVG Venalum reincorpore más celdas a su producción y en consecuencia consuma más materia prima, lo que en consecuencia dejaría a Alcasa al borde del colapso.

"Les pedimos encarecidamente a los compañeros de Venalum que detengan la incorporación de celdas, si pensamos como corporación, como hermanos, debemos ayudarnos. Eso nos dejaría sin materia prima, sería un cierre técnico", reiteró Sucre al salir de una reunión con las mesas técnicas productivas.

El dirigente relató que se han reunido con gerentes de CVG Venalum para alertarlos del riesgo que implicaría para la pionera del aluminio que ellos decidieran arrancar sus celdas.

Luis Campos exhortó al ministro José Khan que atienda toda la industria pues la situación es bastante crítica, "esto no quiere decir que el control obrero haya fracasado, por el contrario".

Campos, quien también es director en la junta directiva, refirió que la desincorporación de las celdas -por la contingencia eléctrica- impactó negativamente en las empresas, sin embargo, esperaba una ayuda adicional para estabilizarse.

Atribuyó a las antiguas administraciones la difícil situación por la que está atravesando la reductora. Reconocieron que el control obrero ha hecho todo lo que ha estado en sus manos para depurar a las empresas de la corrupción. Empero, en estos momentos sin un financiamiento no están en capacidad ni de cancelarle a los proveedores, ni de mejorar la situación de las celdas.

Campos informó que algunos proveedores están incurriendo en una "extorsión" al exigir que se les cancele el 100% de la deuda para continuar suministrando material.

Cuentas en rojo desde 2008 han llevado al llevadero a la fábrica de aluminio, no sólo con proveedores de materias primas sino con el transporte y el servicio de comedor, a los que también se les debe.

Impunidad presente

"La deuda que tenemos es impagable", dijo Sucre, "nosotros consideramos que por sí sola no vamos a poder lograrlo, por eso llamamos al ministro Khan que nos atienda".

La prioridad es la materia prima, considera el dirigente, como también lo es la seguridad y la vida de los trabajadores. "No tenemos HCM, no tenemos ese beneficio de la vida de nuestros hijos, pero tampoco hay un plan. Esa son las cosas que queremos discutir con el presidente Elio Sayago y con los trabajadores".

"Aquí no se le puede seguir generando falsas expectativas a los trabajadores. Hay que decirles qué tenemos y qué no tenemos, porque sino le estamos haciendo un flaco favor a la oposición para que mañana digan que por culpa del control obrero es que estas empresas fracasaron. Por eso es que yo emplazo a la dirigencia sindical y a los directivos en cargos de dirección".

Emergencia

Desde el pasado viernes la empresa se declaró en emergencia frente a los trabajadores en el comunicado interno Hoja del Aluminio.

"Debido a la deuda acumulada desde hace dos años con los proveedores internacionales de materias primas, en especial de criolita, fluoruro y coque de petróleo, este viernes en CVG Alcasa se dio una declaratoria de emergencia, por lo que se activó un Plan de Contingencia en el área de Reducción", informó el presidente de la fábrica.

Informaron que se están haciendo los trámites para superar la coyuntura, sólo contando como "única alternativa el flujo de caja y los recursos del Fondo Chino".

Fuente: Clavel A. Rangel Jiménez / http://www.correodelcaroni.com/content/view/160275/1/

YU

Categoria: