Daniel Luque: "Esta vuelta al ruedo me sabe a oreja"

"Creo que se ha visto el gran momento que estoy atravesado. He notado el cariño de la gente, y eso es para mí muy importante, después de jugármela con ese sexto, un toro con los que hay que exponer y tirar la moneda al aire; ya que con el mansito tercero no he podido hacer nada más que expresarme a cuentagotas. La espada, además, aquí ha sido un desastre", reconoció Luque.

Ferrera aseguró que ésta había sido "uno de las tardes en la que más he tenido que tragar".

"Ninguno de mis dos toros ha tenido ritmo para hacerles algo importante, lo único que he podido hacer ha sido poner el alma toda la tarde y exponer al máximo, como creo que se ha visto en ese par de banderillas que me ha puesto el pitón en la cara. No ha sido un San Isidro soñado, pero pienso que he dado la cara las dos tardes", confesó el extremeño.

Por su parte, Abellán, manifestó que non pudo sacar más partido de su primero porque "tenía un pañito en el ojo, que le hacía moverse sin definirse en ningún momento".

El otro, en cambio, fue un toro que "no me gustó" ya desde el sorteo, un animal al que "le sobraron 100 kilos, un palmo de longitud e incluso un año", y al que, por lo menos, "he matado como Dios manda", concluyó.
Javier López

EFE

ARB

Categoria: