Chávez cumplió 12 años en el poder enfocado en las presidenciales de 2012

"He leído muchos cables por el mundo que dicen que Chávez tiene 12 años en el poder y pretende perpetuarse, pero hay que recordar que aquí ha habido elecciones (...) hemos ganado una y otra vez y además con una transparencia absoluta", declaró este miércoles, agregando que "la batalla" para 2012 "ya comenzó, y va a ser dura y buena".

Estudios cercanos al gobierno señalan que la popularidad de Chávez está en 54%. En cambio, el encuestador Alfredo Keller señala que ronda 46%, mientras que Saúl Cabrera, de Encuestadores 21, postula que el apoyo es menor a 40%.

"Tras 12 años sin duda alguna lo primero que se evidencia es la extraordinaria fuerza que aún tiene el gobierno", declaró Nicmer Evans, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Central de Venezuela, a la AFP.

El director de la encuestadora privada Datanálisis, Luis Vicente León, apunta sin embargo que "una cosa es el apoyo a la gestión de Chávez (alrededor del 50%) y otra el deseo de que se mantenga en el poder después del 2012 (23%)".

Pero más allá de la popularidad de su presidente, Venezuela llega a estos 12 años de gobierno chavista con una economía en recesión, el índice de inflación más alto de Latinoamérica (27,2% en 2010) y cifras récord de violencia.

Además, la ausencia de diálogo entre el chavismo y sus detractores ha partido en dos a la sociedad venezolana.

"Tanto el gobierno de Chávez como la oposición seguirán con este proceso de polarización. Chávez no conoce otra manera de hacer política", señaló Saúl Cabrera a la AFP.

"Para mantener el apoyo de sus cercanos, Chávez tiene que radicalizarse", afirmó.

En los últimos años, Chávez ha fortalecido la presencia del Estado en todos los ámbitos de la vida del venezolano.

Desde 2007, nacionalizó sectores clave de la economía como el petróleo, las telecomunicaciones, la electricidad o la siderurgia, convirtió al Estado en el principal actor del sistema financiero y promovió una reforma agraria basada en la expropiación de miles de hectáreas.

Estas y otras decisiones han provocado un gran recelo en el sector privado y en las inversiones extranjeras.

"El Estado ha sido inoperante para atender las expectativas de este proceso revolucionario. Si no se logra nivelar esta disonancia, en estos dos años podría ponerse en riesgo la relegitimación del gobierno", reconoció Evans, cercano al chavismo.

Pero Chávez proclama que sus cambios no tienen marcha atrás.

En diciembre -en una decisión muy criticada, y alegando atender la emergencia dejada por las lluvias- recibió poderes especiales del Parlamento saliente para legislar por decreto hasta mediados de 2012. Dichos poderes llegaron cuando el Parlamento que estaba por asumir tenía un mayor componente de la oposición.

Los detractores de Chávez, tras marginarse de las elecciones legislativas de 2005, lograron en las parlamentarias del pasado septiembre 40% de los escaños.

Desde esta nueva trinchera, han prometido fiscalizar al gobierno también con los ojos puestos en las presidenciales, para las que aún no definieron un candidato.

"Pido perdón por mis fallas, pero yo creo que más allá de mis errores, en estos 12 años mis compañeros y yo al frente hemos asumido una responsabilidad que ha estado a la altura de la esperanza", dijo Chávez este miércoles.

La oposición ha ganado terreno reprochando al gobierno sus promesas incumplidas, tratando así de captar el voto del desencanto chavista.

"Serán dos años terriblemente duros porque la situación no hace sino deteriorarse cada día. Seguirán la radicalización y el enfrentamiento", aseguró la diputada opositora María Corina Machado a la AFP.

Categoria: