Scotland Yard investiga a tenista argentino Nalbandian tras denuncia de agresión

"Se ha presentado una denuncia y la Policía Metropolitana está investigando", declaró un portavoz de Scotland Yard. "La acusación es agresión", precisó.

El exnúmero 3 mundial, que también fue despojado del premio de casi 57.000 dólares previsto para el subcampeón y de los puntos de la ATP que le hubieran correspondido, deberá pagar además una multa de 10.000 euros (12.600 dólares), la máxima prevista por la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP).

"El supervisor de la ATP le impuso la multa máxima de 10.000 dólares", declaró una portavoz de la ATP, precisando que el incidente está siendo examinado, lo cual podría dar lugar a sanciones suplementarias.

El tenista sudamericano ya había protagonizado otro incidente a principios de año en Australia, cuando fue multado tras rociar con agua a un empleado del torneo e insultar al árbitro tras su derrota en la segunda ronda del primer torneo del Grand Slam de la temporada ante el estadounidense John Isner.

Nalbandian, que jugaba su primera final del circuito ATP después de año y medio, había ganado el primer set por 7-6 (7/3) contra el croata Marin Cilic, pero perdió los estribos después de que el balcánico le rompiera el servicio en el segundo y se colocara con ventaja de 3-4.

Tras no llegar a la última pelota de su rival, Nalbandian propinó una patada al cartel que cubría la silla del juez de línea, quien se fue al suelo con claros gestos de dolor antes de mostrar su pierna ensangrentada.

Aunque pareció inmediatamente avergonzado de su gesto y le pidió disculpas, Nalbandian fue descalificado por "conducta antideportiva".

El cordobés, arrepentido, pidió públicamente perdón tras la entrega del trofeo de campeón a Cilic ante los 6.000 espectadores visiblemente descontentos por el desenlace de la final de este torneo sobre hierba preparatorio para Wimbledon.

"Siento lo que he hecho. Algunas veces te sientes muy frustrado en la cancha y es difícil de controlar", se disculpó Nalbandian.

"Es un error y tengo que pagar por ello", agregó.

Aunque no cuestionó en ningún momento su descalificación, en la rueda de prensa posterior criticó también a la ATP, a la que acusó de "no hacer nada" por sus jugadores, y de "someterles a una fuerte presión", obligándoles a "jugar a veces en condiciones peligrosas".

Interrogado acerca de si esta descalificación constituía el peor momento de su carrera, contestó: "Es duro, pero sí". AFP

Categoria: