Gobernadora de Arizona, Jan Brewer, niega ahora decapitaciones en el estado