Los niños con mayor déficit nutricional consumen menos vitaminas