El índice de desempleo en Estados Unidos subió al 9,6 por ciento en agosto