Arácnido se castra a sí mismo para luchar y reproducirse mejor

Asimismo, esta misma pérdida le permite defender con mayor fiereza a su pareja de otros machos que intentan ganársela: además de que su cuerpo es más ligero, la auto-mutilación provoca una intensificación en la secreción de químicos corporales que proveen de fuerza y resistencia durante la lucha.

Entretanto, el pene sigue por su cuenta inseminando a la hembra y al mismo tiempo impide la entrada de otros.

Image

Pero las peculiaridades de esta especie no terminan aquí, pues en 3 de cada 4 encuentros sexuales, la hembra termina devorando al macho antes de que este termine de vaciar su semen. De ahí también el curioso mecanismo de desprendimiento implementado: sacrificando el pene, conserva la vida.

Fuente: http://pijamasurf.com/2012/06/aracnido-se-castra-a-si-mismo-para-luchar-...

DJ