El Atalanta, pese al doblete de Muriel, desperdicia un 3-0 ante el Lazio (3-3)

El Atalanta, pese al doblete de Muriel, desperdicia un 3-0 ante el Lazio (3-3)

El Atalanta desperdició un 3-0 a favor este sábado y fue remontado hasta el 3-3 por el Lazio, en la octava jornada de la Serie A italiana, pese a un doblete del colombiano Luis Muriel y a un tanto del argentino Alejandro Gómez.

El conjunto de Bérgamo fue dueño absoluto del encuentro en la primera hora y se fue al descanso con una triple ventaja, antes de que dos goles en sesenta segundos (m.68 y m.70) reabrieran el partido para un Lazio que alcanzó la igualada en el 93 con una pena máxima de Ciro Immobile.

Pese a la ausencia del colombiano Duván Zapata, lesionado, todo se le había puesto cuesta abajo al Atalanta, después de que Muriel firmara su segundo y su tercer tanto de la temporada entre el 22 y el 28, primero a pase del alemán Robin Gosens y luego con una falta colgada desde la banda izquierda que acabó entre las mallas sin que ninguno de sus compañeros pudiera rematarla.

El 3-0 de Gómez al borde del descanso parecía sentenciar definitivamente a un Lazio que entró en los vestuarios bajo una sonora pitada de su hinchada, pero todo cambió en la segunda mitad.

Una pena máxima marcada en el 67 por Immobile devolvió esperanzas al cuadro romano y un golazo del argentino Joaquín Correa menos de sesenta segundos después reabría definitivamente el choque del Olímpico.

Empujó con todo el Lazio, en el que también entró el ecuatoriano Felipe Caicedo, y aceptó correr el riesgo de conceder mucho espacio al contragolpe a sus rivales.

Precisamente en uno de ellos, en el 91, Alejandro Gómez tuvo una inmejorable oportunidad en un mano a mano con el meta albanés del Lazio Tomas Strakosha, pero la desperdició. Y el castigo no tardó en llegar.

En el 93, el colegiado concedió el segundo penalti del encuentro al Lazio e Immobile lo transformó para rescatar un punto y desatar la euforia de una afición local que paso de la depresión a la euforia en menos de media hora.

Los tres goles del Lazio llegaron cuando Muriel había abandonado el campo, en el 66, y el Atalanta salió del Olímpico con un empate amargo y con la sensación de haber tirado una gran oportunidad para situarse momentáneamente colíder junto al Juventus Turín.

Eso sí, el punto le permite afianzar la tercera posición una jornada más, pues el Nápoles, cuarto, está a cuatro puntos de distancia.

Por su parte, el Lazio salió con la moral alta, pero con otro resultado negativo en una temporada en la que solo ganó tres de sus ocho partidos, con tres empates y dos derrotas. EFE

IR

Categoria: