Filiberto Rivera orgulloso de reforzar a Marinos

El armador puertorriqueño sabe que el único objetivo de la nave para la presente temporada de la LPB es revalidar el título

Filiberto Rivera siente un gran orgullo de jugar para Marinos de Anzoátegui, en la Liga Profesional de Baloncesto. El piloto boricua se toma muy en serio todo lo que debe hacer durante esta temporada con el “Acorazado Oriental”, pues sabe muy bien lo que representa este equipo, tanto para la junta directiva, sus compañeros y, por supuesto, su fanaticada.

Es por ello que el nativo de Carolina no quiere defraudar y trabaja intensamente para cumplir con las expectativas que sobre él se generan.

“Significa mucho jugar en Marinos, es un enorme reto pues aquí no se habla de otra cosa que no sea el campeonato y, bueno, hay que ponerse las pilas para ello. Confían en mi talento y eso me hace sentir bien, como también me llena de orgullo el ser tomado en cuenta para las aspiraciones del equipo”, soltó Rivera.

El armador, quien en 2013 vistió la camiseta de Gaiteros del Zulia, también considera todo un desafío participar en el baloncesto venezolano. Bien es sabido que Rivera es uno de los jugadores más importantes de su país y el hecho de actuar fuera de su tierra hace que su compromiso con la organización naval y también para consigo mismo se eleve un poco más, algo que tiene claro desde el primer día que pisó tierras anzoatiguenses.
“Siempre es un desafío jugar fuera de Puerto Rico y más si se está en una organización como Marinos, donde solo se piensa en ganar títulos, pero también es una bendición jugar en el baloncesto venezolano, que ha mejorado mucho y sigue en acenso. Se juega igual de duro como en Borinquén. Uno como extranjero lo que desea es llenar las expectativas y ayudar lo más que se pueda, eso es lo primero que tengo en mente en cada partido”, indicó.

Sobre el torneo, el armador dijo que “rivales como Guaros o Cocodrilos se ven bastante bien, los demás han mejorado mucho desde la última vez que vine y lo he notado en cada juego que hemos realizado. Todos queremos el campeonato y trabajaremos muy duro para obtenerlo, pero hay que ir poco a poco, esto apenas comienza y nosotros como equipo tenemos que mejorar algunos detalles, pero no cabe duda que somos favoritos”, añadió.

En lo que va de zafra, el base de 33 años de edad exhibe promedios de 9,7 puntos, 3,3 asistencias y 2,5 rebotes por partido, con un 44,5% de acierto en tiros de campo.

Fuente: Líder

YR

Categoria: