Jockey brasileño logra récord mundial con 12.844 carreras ganadas

Jockey brasileño logra récord mundial con 12.844 carreras ganadas.EFE

Jockey brasileño Jorge Ricardo ganó su 12.844ª carrera en el hipódromo de Rio de Janeiro este lunes, igualando el extraordinario récord mundial que dentaba su rival canadiense de siempre.

Ricardo, de 56 años, gritaba alzando su puño luego de pasar primero el disco, igualando el récord de Russell Baze, establecido en California.

Ambos jinetes lograron más triunfos que cualquier otro jockey en el mundo y durante años intercambiaron el primer lugar.

Duelo interminable

Cuando Baze se retiró en 2016, dejó la puerta abierta a Ricardo para alcanzarlo, poniendo a prueba su castigado cuerpo, que sigue resistiendo las duras carreras de caballos.

El duelo entre Ricardo y Baze fue intenso. Durante 15 años se hicieron sombra uno al otro, uno alcanzando la marca de las 10.000 carreras primero, luego el otro el de las 11.000 y así siguieron.

"Creo que tuvimos una conexión", dijo Ricardo. "El sabía sobre las carreras que yo ganaba aquí y yo siempre miraba cuando él ganaba allá. Era una simbiosis".

Extrañamente, solo se reunieron unas pocas veces, incluyendo un especial 2014 cabeza a cabeza en Brasil, que ganó Ricardo.

Pero la rivalidad se convirtió en una guerra de resistencia, no solamente contra el otro, sino contra la edad que inevitablemente enfrentan los jockeys.

"Es una profesión muy arriesgada", afirma. "Uno lucha con su cuerpo y algunas veces tiene suerte, otras no".

Al anochecer del lunes, Ricardo finalmente logró su objetivo en su sexta carrera, provocando un pequeño tumulto de fanáticos, familiares y periodistas en torno al vencedor caballo Jubileia, transpirado y empapado por la lluvia.

Ricardo, que reside en Argentina, dijo que buscará romper el récord corriendo en el vecino país, para satisfacer a sus fans locales.

Máquina ganadora

Sin embargo, para un hombre que raramente descansa, que corre incesantemente, lograr otro triunfo es solo una formalidad. El verdadero desafío ya está alcanzado.

"Esperé mucho por ésto y finalmente lo logré", dijo entre lágrimas.

Y puesto que Ricardo y Baze son los únicos jockeys en el mundo que ganaron más de 10.000 carreras, parece poco probable que alguien lo supere en los próximos años.

Preguntado sobre los accidentes sufridos a lo largo de su carrera, Ricardo reflexiona sobre los huesos que se rompió: cuello, húmero, maxilar, espalda, codo, dedos, costillas.

Además de los golpes, Ricardo admite que 56 años "no es una edad normal para un jockey".

Pero más allá del trabajo físico, está el desgaste emocional de una vida al extremo.

Su esposa Renata Teixeira, de 42 años, dice que es un padre cariñoso pero con frecuencia "ausente" y que sus hijos "aunque se sienten orgullosos, lo extrañan".

Ella nunca mira las carreras en vivo, porque "me pongo bastante nerviosa" y quiero que se retire.

El pequeño pero duro jockey parece no escuchar el consejo.

"Cada vez que gana parece incluso más excitado. Se pone peor", dice Renata a la AFP. "No creo que vaya a parar, no".

Probablemente alcanzar el récord sea el momento ideal para colgar las espuelas, pero no hay señales de que Ricardo vaya a hacerlo.

Preguntado minutos después del gran triunfo del lunes sobre si ahora se detendrá, Ricardo dejó de llorar, sonrió y replicó: "Es algo que todavía no pasa por mi cabeza".

AFP
Por Informe21 / FL

Categoria: