Leonard y George vuelven felices; Davis y Adebayo, multimillonarios

Leonard y George vuelven felices; Davis y Adebayo, multimillonarios

Las ruedas de prensa telemáticas de las estrellas de la NBA con los medios de comunicación completaron otra jornada más con los aleros Kawhi Leonard y Paul George, de Los Angeles Clippers, y los pivotes Anthony Davis, de los Lakers, y Bam Adebayo, de los Heat de Miami, como grandes protagonistas.

Los dos primeros al mostrarse felices con la vuelta a los entrenamientos después que hace apenas dos meses se convirtieron en la mayor sorpresa negativa de la temporada tras quedar eliminados en las semifinales de la Conferencia Oeste por los Nuggets de Denver, que remontaron una desventaja de 1-3 al mejor de siete.

Leonard reconoció que estaba ansioso por borrar el colapso de los playoffs de la temporada pasada de sus bancos de memoria.

"Estoy motivado. Quiero empezar, quiero volver después de lo sucedido", declaró Leonard. "Deja un mal sabor de boca con una ventaja de 3-1. Pero me encanta. Estas son las cosas que forman al jugador. Son las cosas que me gustan, el desafío. El camino para llegar a un campeonato es duro. Me encanta el proceso".

Por su parte, George, señalado como uno de los culpables del hundimiento de los Clippers por su falta de acierto encestador, dijo que está tan feliz en Los Ángeles que quiere acabar allí su carrera.

Todo suena bien, pero ambas estrellas tienen opciones en sus contratos para que el próximo verano puedan convertirse en agentes libres, sin restricciones, si desean irse.

El cambio más grande desde que los Clippers fueron eliminados se dio en el banquillo con el despido del entrenador Doc Rivers, otro de los señalados, y en su lugar quedó el asistente Tyronn Lue, quien guió a los Cavaliers de Cleveland a ser campeones de liga (2017) y ahora busca darle también el primer título de su historia al equipo angelino, considerado el hermano pobre de los Lakers.

Dentro de la plantilla las grandes adquisiciones han sido el ala-pívot congoleño español Serge Ibaka, el base-escolta Luke Kennard y la continuidad de otro hombre alto, Marcus Morris.

"Estaremos de nuevo listos y mejor preparados para luchar de nuevo por el título de campeones" subrayó Leonard, ganador de anillos de campeón los Spurs de San Antonio y Raptors de Toronto.

El mismo sentir y objetivo mostraron Davis y Adebayo, quienes con sus respectivos equipos de los Lakers disputaron las pasadas Finales de la NBA y para ambos fueron el trampolín de conseguir sendos contratos máximos por cinco años y 190 millones de dólares.

Davis, de 27 años, que sorprendió con la firma por cinco temporadas cuando se esperaba por dos y luego tener la opción de un mejor contrato al ser un veterano de 10 temporadas, explicó que la decisión de asegurar su futuro a largo plazo lo hizo en base al riesgo que podía correr por su historial con las lesiones, y que una nueva amenazase su carrera.

"Ese podría haber sido un contrato de dos o tres años", comentó Davis a los periodistas en una videoconferencia la noche del viernes. "Pero también tengo que pensar en la realidad de las cosas. Mi historia con las lesiones está ahí y un contrato de dos años, era un riego que no quise correr".

En los primeros siete años de su carrera con la franquicia de los Pelicans de Nueva Orleans, Davis jugó solo en 466 de los 574 partidos posibles.

"Quiero asegurar la mayor cantidad de años posible y estar aquí a largo plazo con este equipo, así que pensé que el contrato de cinco años era lo mejor para mí en mi situación", explicó Davis.

Si bien el contrato le brinda seguridad a Davis, también podría verse como una decisión comercial inteligente, dado que la diferencia que podría haber conseguido con la firma de dos años y luego contrato máximo por otros cinco con 10 temporadas de experiencia hubiesen sido 4,7 millones de dólares más.

Mientras que con la firma actual aseguró aproximadamente 90 millones de dólares más de los 100 que iba a recibir por dos temporadas y una tercera opcional, además de poder quedar de nuevo como agente libre en la del 2024-25 con 31 años y tener opción de firmar otro contrato máximo antes que cumpla 38 años.

Por su parte, Adebayo, de 23 años, firmó el mismo contrato con los Heat, que le puede permitir ganar hasta 200 millones de dólares con bonos.

"Definitivamente quiero estar entre los cinco mejores pivotes de todos los tiempos y así deseo que se me recuerde por lo que es necesario que siga cada día haciendo mejor las cosas además de ser un innovador dentro del deporte del baloncesto", destacó Adebayo en otra videoconferencia que ofrecido a los periodistas.

En apenas su tercera temporada en la NBA, Adebayo, formado en la Universidad de Kentucky, logró promedios de 15,9 puntos y 10,2 rebotes por partido que lo convirtieron en elemento clave para que los Heat, de manera sorpresiva, llegan a las Finales de la NBA, y él se convirtiera en el jugador franquicia por muchos años.EFE

IR

Categoria: