Medias Rojas se coronan campeones del Este por tercer año consecutivo

Medias Rojas se coronan campeones del Este por tercer año consecutivo

Los Medias Rojas de Boston bajo la dirección del piloto novato, el puertorriqueño Alex Cora, consiguieron por tercer año consecutivo el banderín de la División Este de la Liga Americana tras vencer a domicilio 6-11 a los Yanquis de Nueva York, sus eternos rivales.

La victoria y la celebración de los Medias Rojas se dio en el legendario Yankee Stadium, lo que hizo que fuese todavía más emotiva, después de tener que esperar tres días para hacerlo por haber perdido los dos partidos anteriores de la serie.

Mookie Betts aportó un cuadrangular y un par de dobletes. Totalizó cuatro imparables para remolcar cinco carreras, y los Medias Rojas se sobrepusieron a un grand slam de Giancarlo Stanton que dio la ventaja a Nueva York en el cuarto episodio.

Jackie Bradley Jr bateó un vuelacerca que significó el empate en la séptima entrada, y Xander Bogaerts dio la delantera a Boston mediante un elevado de sacrificio.

Los Medias Rojas (104-49), que poseen la mejor marca de las Grandes Ligas en esta campaña, definieron lo que llegó a ser una apretada lucha en la división cuando restan todavía nueve juegos de la temporada regular.

J.D. Martínez y los Medias Rojas, que lideraron en solitario la división desde el 2 de julio, inaugurarán su postemporada en casa, el 5 de octubre, ante un rival por determinar.

Nunca antes Boston había finalizado primero del Este en tres años consecutivos. El club requiere de un triunfo más para igualar el récord de la franquicia, establecido por el equipo que ganó la Serie Mundial de 1912.

La tercera fue la vencida para los Medias Rojas, que habían perdido los dos duelos anteriores de la serie en el Yankee Stadium. Por fin Boston pudo festejar el banderín, bajo las órdenes de Cora, en su año de debut como piloto.

La jornada también dejó la paliza de los Atléticos de Oakland, quienes con Marcus Semien que aportó tres imparables y logró la mejor marca de su carrera, con cinco impulsadas, los lideró a la victoria de 21-3 ante los Angelinos de los Angeles en un festival de bateo.

Stephen Piscotty añadió un cuadrangular y cuatro remolcadas a la causa de los Atléticos, que redujeron a cinco juegos su "número mágico" para asegurar un boleto de playoffs.

Los Atléticos impusieron sus mejores marcas de la campaña en los apartados de carreras anotadas e imparable, con 22.
Desde el 15 de junio, los Atléticos ostentan la mejor marca de las Grandes Ligas, con 58-25.

Oakland comenzó la jornada cuatro juegos detrás de los Astros de Houston, líderes de la División Oeste de la Liga Americana, que descansaron, y cinco partidos y medio delante de los Rays de Tampa Bay en la disputa por el segundo boleto de comodín para la postemporada.

Los Yanquis poseen por ahora el primer comodín, con una ventaja de dos juegos y medio respecto de los Atléticos.

Ante el hundimiento del pitcheo, el receptor venezolano Francisco Arcia lanzó los dos últimos episodios por los Angelinos. Aportó también un vuelacerca en la novena entrada.

Arcia es el primer pelotero en la historia que lanza, recibe y batea jonrón en el mismo partido.

Edwin Jackson (6-3) se llevó el triunfo. Recetó siete ponches, regaló tres boletos y permitió dos carreras y tres hits en cinco entradas con un tercio.

Matt Shoemaker (2-2) aceptó cinco anotaciones en dos entradas y dos tercios, para cargar con la derrota.

El dominicano Ramón Laureano, que se fue de 3-2 con dos anotadas y dos impulsadas, fue el mejor latinoamericano de los Atléticos.

El cubano Lourdes Gurriel Jr. y Justin Smoak pegaron cuadrangulares con dos outs en el noveno episodio para darle a los Azulejos de Toronto un triunfo de 9-8 sobre los Rays, que sufrieron un duro golpe a sus aspiraciones de estar en los playoffs.

Smoak conectó su vigésimo quinto cuadrangular de la temporada y el tercero en su carrera con que deja tendido en el terreno al rival.

El cerrador mexicano Sergio Romo (3-4) recibió los dos cuadrangulares al arruinar un salvamento por octava ocasión en 30 oportunidades.

Christin Stewart logró sus dos primeros jonrones en las Grandes Ligas y produjo seis carreras para que los Tigres de Detroit se impusieran 11-8 a los Reales de Kansas City.

Stewart, ascendido recién en septiembre, disputó apenas su undécimo encuentro. El último novato de los Tigres que había empujado seis carreras en un juego fue Ryan Raburn, quien totalizó siete ante los Medias Blancas de Chicago el 25 de julio de 2007.

En otro resultado de la jornada, los Medias Blancas de Chicago ganaron de visitantes 4-5 a los Indios de Cleveland.

EFE/OS

Categoria: