Periodistas y caribeños, principales víctimas del histórico frío panamericano

Periodistas y caribeños, principales víctimas del histórico frío panamericano

Los periodistas deportivos, condenados a largas horas de espera en la intemperie, y los caribeños que han venido a participar en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 son las principales "víctimas" del frío histórico que este invierno austral está dejando en al capital peruana.

Tal es así que es esta jornada el frío fue tema de debate en la rueda de prensa con la que las autoridades y deportistas valoraron el desarrollo del evento, una experiencia "asombrosa" salvo por el irónico "cálido sol" que recibió a todos los visitantes.

"Mi experiencia en la competencia de voley fue asombrosa. Las instalaciones son último modelo... y el sol fue cálido... Dadas las condiciones de Perú, tuvimos una experiencia fantástica", dejó caer con una sonrisa cómplice ante los medios Rheeza Grant, jugadora de voley playa de Trinidad y Tobago.

Connor Baxter, medallista de oro en SUP, "stand up paddle board", disciplina que se disputó en las gélidas aguas del Pacífico peruano, valoró también esta condición climática desde el punto de vista deportivo.

Este surfista hawaiano reconoció que para su deporte, "las condiciones fueron familiares, con las olas grandes y pequeñas que hay aquí también", pero que la diferencia "definitiva" fue el frío.

"Estamos acostumbrados a los trópicos... agua caliente y pantalones cortos. No el traje seco y un espeso neopreno. Siempre estuvo cubierto y frío, son otras condiciones", añadió.

Baxter, sin embargo, consideró "bueno" competir en esas condiciones, ya que para una práctica agotadora como la suya "competir en condiciones cálidas puede llevar a un rápido sobrecalentamiento".

"Esto requiere algo mas de tiempo para calentar sobre la playa, pero una vez que corremos y competimos, ya sudando, estamos bien", añadió.

Una vez que se rompió el hielo sobre el tema del clima, un periodista guatemalteco consultó con toda seriedad a la gerencia de los Juegos si tenían previsto atención sanitaria para los periodistas que estaban enfermando.

La respuesta, menos mal, fue que sí, que cualquier problema médico sería atendido.

Lo cierto es que un paseo por el centro de prensa revela enseguida el deterioro en la salud de los acreditados, con toses, carraspeos y un constante "creo que me estoy enfermando".

Cascas, abrigos, chaquetas, gorros y bufandas, y toda prenda de abrigo, una sobre la otra, son la tendencia de moda evidente entre los hombres y mujeres de los medios.

Shawn Seabrookes, un periodista de las soleadas islas caribeñas de San Cristobal y Nevis, reconoció el choque climático que muchos de los visitantes de esas latitudes han sentido al llegar a Lima.

"Era consciente que era invierno, pero no sabía que fuera a ser así, y la experiencia es diferente. Tenía que haber traído otras ropas", reconoció.

El reportero apuntó que si bien el clima "no es sobrecogedor", sí obliga a "moverse más, porque si te quedas quieto notas la dureza" del clima.

"En la ceremonia inaugural, pensé 'qué frío'. Era espectacular, pero estar en la posición de periodista fue muy helador", añadió.

El clima está batiendo récords históricos durante estos juegos, con uno de los inviernos más fríos y húmedos de los últimos cincuenta años.

Los termómetros han bajado hasta unos atípicos 11 grados celsius y la humedad ha llegado al 100 %, bajo un ejemplo perfecto de la denominada "panza de burro", el ambiente gris, pesado y húmedo moneda corriente del invierno limeño.

A ello se le une la garúa, como se le llama en la capital peruana a esa fina aguanieve que pulula por el ambiente que deja mojadas las calles sin convertirse nunca en lluvia. EFE

IR

Categoria: