Ramón Puerta: Las hinchadas de Boca y River son rivales, no enemigas

Embajador de Argentina en España: Las hinchadas de Boca y River son rivales, no enemigas

Ramón Puerta, embajador de Argentina en España, mandó este jueves un mensaje de concordia antes de la final de la Copa Libertadores en Madrid entre Boca Juniors y River Plate, declaró que las dos hinchadas son "rivales pero no enemigas" y apuntó que los informes que recibe sobre la seguridad del partido le tienen "tranquilo".

A tres días para la final de la Copa Libertadores en el estadio Santiago Bernabéu, el embajador argentino en España convocó a los medios de comunicación y, entre las cuestiones que se trataron, estuvo la seguridad que rodea al partido hasta la finalización del mismo el próximo domingo.

"Los temas de seguridad y los informes que recibo de organismos técnicos me tienen tranquilo. Se ha elegido bien Madrid para garantizar esto. Hay una pequeña nómina de quién puede generar este problema que están impedidos para salir de Argentina, otros que no pueden entrar aquí y otros que serán, en el ordenamiento del partido del Santiago Bernabéu, aislados de posibilidad de causar problemas", dijo Puerta.

El diplomático evitó profundizar en "los temas específicos de la seguridad", pero sí puntualizó que está "asegurado un gran espectáculo en una ciudad cuyos dos equipos más grandes, Real Madrid y Atlético, tienen entrenadores argentinos".

Para el embajador de Argentina en España este partido llega a Madrid por "un hecho no deseado, pero no sorprendente".

"Esto está en muchos países del planeta. Hay países que lo pudieron resolver con más velocidad que nosotros y estamos en Madrid porque es una decisión de la Conmebol respaldada por la FIFA. Como argentino me hubiera encantado que se jugara en nuestra tierra, pero una vez que salimos, por decisión de la Conmebol, que analizó muchos aspectos, me parece muy correcto", señaló.

"Había otras capitales pero cualquiera que no fuera Madrid no tiene todas las ventajas, porque también el que gane tiene que ir para Abu Dabi, la fecha está cerca y no es lo mismo volar cuatro horas que diecisiete", manifestó.

Ramón Puerta incidió en su mensaje de concordia y apuntó que "las dos hinchadas son rivales, pero no enemigas" y destacó que lo ocurrido en los incidentes del Monumental en el partido de vuelta de la Libertadores fueron causados por "una minoría extremadamente reducida".

"Fijaros en las personas que había y sin embargo el disturbio lo hicieron en numero reducido. La inseguridad está en muchos lugares y los que actúan en este tipo de espectáculos lo hacen por el lado de la sorpresa. En Inglaterra hubo serios problema y se resolvieron. En España igual. Nosotros vamos un poco atrasados en conseguir una solución que sea exitosa en esta materia", subrayó.

Para el embajador los disturbios pudieron estar relacionados con una bajada de intensidad en la seguridad debido a la cumbre del G-20 que también se celebró en Argentina recientemente y en la que no se escatimaron esfuerzos de vigilancia.

"Argentina es un país difícil, hay que gobernarlo cada día y hemos tenido la exitosa tarea del G-20, que sirve para tranquilizar, porque sus encuentros siempre tuvieron grandes problemas, como ocurrió en Alemania, y en Argentina hubo cero", dijo Puerta.

"Cuando Argentina coordina con todos los elementos las cosas salen bien y quizá eso también explique los problemas que hubo antes del partido de la Libertadores en el Monumental. Estábamos enfocados en el G-20 y hubo descuidos en el dispositivo de seguridad", manifestó.

"Hay mecanismos que no alcanzaron, la visión y dedicación, y desde mi punto de vista se descuidó un poco la seguridad. Yo hubiera hecho entrar el autobús de Boca por otra vía y no pasando por los que vitoreaban a River. Por ejemplo, los brasileños en el partido anterior entraron por una calle sin publico", reseñó.

Por último, Ramón Puerta incidió en su mensaje de hermanamiento entre las aficiones y recalcó que los aficionados de Boca y River "no son enemigos, solo de un color u otro en el fútbol".

"Soy embajador argentino, respeto a las dos instituciones, pero todos saben que soy de Boca. Aún así reconozco que hoy River vive un momento exitoso y tiene muy buen equipo. Gane uno u otro me voy a abrazar. Dentro del país tenemos que buscar el acuerdo y fuera tenemos que unirnos siempre. Festeje uno u otro vamos a acompañar", finalizó. EFE

EA

Categoria: