Setién supera con nota holgada su debut en el banquillo del Camp Nou

Setién supera con nota holgada su debut en el banquillo del Camp Nou

El nuevo entrenador del Barcelona, Quique Setién, dejó satisfecho al barcelonismo en el partido de anoche contra el Granada (1-0), cuya victoria pírrica no reflejó el claro dominio de los azulgrana y las numerosas ocasiones de marcar de que dispusieron.

Estas son algunas de las claves del debut de Setien:

1. Once inicial que hubiese sacado Valverde

De no haber sido destituido Ernesto Valverde hace justamente una semana, el extremeño seguramente hubiese ordenado la misma alineación que propuso Quique Setién en su estreno. Ello llevó a cierta sorpresa, por la alineación de Arturo Vidal, pero la verdad fue que el chileno cuajó un nuevo partido de altas prestaciones y su titularidad, igual que la de Rakitic, se sostuvo por la baja del sancionado De Jong y porque Arthur salía de una lesión. Más sorpresa causó la alineación de un Umtiti que está lejísimos de su mejor forma.

2. Riqui Puig y la cantera

Setién tuvo claro que ante la ausencia de los lesionados Dembélé y Luis Suárez el joven Ansu Fati no va a tener muchas barreras para salir en el equipo titular, como anoche sucedió. No fue así con otra de las joyas de La Masia, Riqui Puig, algo que desilusionó un poco al Camp Nou, aunque el joven centrocampista salió en el segundo periodo y brilló al nivel del equipo. Suyo fue el robo en una presión adelantada que desencadenó la jugada del gol. El Barcelona jugó anoche con ochos canteranos, aunque no todos a la vez.

3. Posesión, pases y números

Para tener malos arranques con sus anteriores equipos, Setién se dio un baño de alegría anoche, ya que al margen de ajustado marcador, su equipo ofreció unos números exquisitos ante el Granada, liderados por una posesión del balón altísima, con un 83%, y con 1.005 pases, lo que explica que el Barça intentó agilizar con rapidez el balón, ante un rival que obligó en cada saque de Ter Stegen a mover el balón en corto hacia un defensa por la presión del Granada.

4. Un estilo identificable

Setién prometió que su conocimiento sobre el estilo cruyffista lo volcaría en el campo desde el primer entrenamiento, y así lo acabó plasmando anoche ante el Granada, con añadido de ejercer una defensa presionante ante la salida del balón de los visitantes, que les ocasionó un colapso en pases mal dados o pérdidas de balón. El pilar del juego cruyffista, el '4', volvió a surgir en la figura de un Sergio Busquets que regresó a sus mejores tardes de fútbol.

5. Messi, como siempre

El actual Pelota y Balón de Oro no defraudó, y ante el desacierto ante la meta granadina, Messi volvió a ser el goleador del su equipo, el motor, el cerebro, el futbolista que marca el ritmo y a quién todos buscan y ven. Anoche inauguró otra asociación, con el joven Riqui Puig, con quien no tardó mucho en conectar. EFE

EC

Categoria: