La Verdad: Actas comprueban la actuación de J.A Cubillas como representante del gobierno

“Rechazo la manipulación de esa imagen, porque es mía, de Alfonso Rodríguez, venezolano. Usaron de manera indebida esas fotos y la información que dan allí no se corresponde con mi persona, ni con los hechos que ocurrieron allí”, dijo.

El también doctor en física y director de investigación del Laboratorio de Física de Superficie, de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Los Andes (ULA), aclaró que esas gráficas habrían sido tergiversadas.

Rodríguez aseguró a la prensa que visitó Caja Seca en esa época como secretario general de Gobierno de Mérida atendiendo una invitación de la Policía del municipio Sucre.

Ese día, agregó, varios trabajadores cerraban la vía por tercer día consecutivo para protestar, lo que ocasionó que la vía Panamericana -que comunica el occidente del país con el sur del Lago- estuviera cerrada.

“Me convocaron a los fines de participar y se hizo una reunión con autoridades de la Guardia Nacional Bolivariana, el Instituto Nacional de Tierras (INTI) y los trabajadores. Ese conflicto llegó a feliz término”, aseguró Rodríguez, que estimó que la publicación de la gráfica se había realizado "de mala fe" y que además demandó por parte de este diario una aclaratoria en este sentido.

La Verdad resalta hoy, sin esconderse, las aseveraciones del dirigente merideño. Insiste, no obstante, en que tales consideraciones no representan una negación al hecho de que Cubillas sí acudió al municipio Sucre a mediar en nombre del gobierno venezolano para zanjar las protestas de mil 500 trabajadores por una serie de invasiones en la localidad.

Funcionario de Chávez

Cubillas Fontán, señalado como responsable del colectivo de terroristas de ETA presentes en Venezuela, ha trabajado como jefe de Seguridad del Instituto Nacional de Tierras del gobierno del presidente Hugo Chávez al menos durante julio de 2009, según los documentos oficiales a las que tuvo acceso en exclusiva este rotativo.

El gobierno español reveló su sospecha de que el terrorista ha laborado en un cargo de rango medio en la administración Chávez, luego que medios de Venezuela y Europa revelaran que Cubillas cotiza salarios del INTI desde el primero de julio de 2008. Sin embargo, se pudo comprobar, mediante un acta certificada por funcionarios de ministerios y comandos militares venezolanos -y firmada además por el mismo etarra en el poblado de Caja Seca, municipio Sucre del estado Zulia-, que para el 29 de julio de 2009 el sujeto actuó como "jefe de seguridad del INTI a nivel nacional" durante un conflicto de invasiones en la carretera Panamericana de la región occidental.

De acuerdo con el texto, el etarra ejerció como mediador del organismo gubernamental de tierras en una protesta de trabajadores de las empresas Torondoy, Central Venezuela y Ganadera Santa María. Los laboristas colocaron obstáculos en el puente que vincula a las poblaciones de Caja Seca y Nueva Bolivia con el propósito de rechazar una serie de invasiones en esas compañías agrícolas y que habrían mermado considerablemente la producción de azúcar en la zona.

Cubillas participó así en nombre del gobierno de Chávez en la reunión que puso fin a los tres días de manifestaciones de aproximadamente mil 500 trabajadores enardecidos por más de 100 ocupaciones ilegales en las fincas donde se produce caña de azúcar y se fomenta la agricultura en Sucre.

Dimes y diretes

El abogado del etarra José Arturo Cubillas Fontán, Marino Alvarado Betancourt, acudió el lunes ante el Ministerio Público para pedirle iniciara una investigación en contra de su defendido, acusado en España de entrenar terroristas vascos en Venezuela y de fraguar una alianza entre ETA y las FARC. El despacho de Luisa Ortega Díaz designó al fiscal Décimo de competencia nacional para indagar sobre las presuntas acciones del funcionario del Inti.

La Fiscalía española ha aseverado que la justicia venezolana debe juzgar o extraditar a Cubillas Fontán. El Poder Ejecutivo de la nación europea ha señalado, a través de su canciller y vicepresidenta, que espera por la decisión de los jueces de la Audiencia Nacional Española para formalizar la petición de extradición. Mientras, la fiscal general Luisa Ortega Díaz dijo que el dirigente del Inti no puede ser extraditado debido a su nacionalidad venezolana. Tales afirmaciones fueron luego desestimadas por el embajador de Venezuela en Madrid, Isaías Rodríguez.

No falseamos La Verdad

La actuación en Venezuela de José Arturo Cubillas Fontán, etarra de vieja data, es un hecho. El jefe de Seguridad del Instituto Nacional de Tierras, hombre acusado de pertenecer a un comando terrorista responsable de asesinatos, atracos bancarios y demás acciones barbáricas, era un enigma. Así fue hasta que La Verdad publicó a principios de mes un amplio reportaje sobre sus gestiones, en nombre del Gobierno del presidente Hugo Chávez, durante una protesta de mil 500 trabajadores realizada en Caja Seca el 29 de julio del año pasado.

La Mesa Central de Redacción de este rotativo tuvo el arrojo necesario para publicar las actas que comprueban los vínculos del dirigente de ETA con la administración Chávez. Como lo hemos demostrado desde nuestra fundación, hace 12 años, asumimos en todo momento nuestra labor periodística con valentía, seriedad y responsabilidad.

Por ello, reconocemos que pudo existir una inexactitud parcial publicada en el reportaje. Las fuentes fidedignas que suministraron las pruebas -documentos oficiales y fotos del etarra- podrían haber identificado de forma errónea y desafortunada a Cubillas en las fotografías a las que este diario tuvo acceso. Lo habrían confundido con un dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela que también estuvo presente en los límites del municipio Sucre, estado Zulia, para conocer del evento noticioso como representante del gobierno merideño.

La publicación de estas gráficas habrían representado una equivocación involuntaria, que en ningún momento se generó “de mala fe”, como aseveró esta semana en rueda de prensa el dirigente político confundido con Cubillas. Jamás este rotativo se ha prestado a semejantes prácticas, pues su leit motiv ha sido la persecución y prosecución de las noticias con un acercamiento veraz, oportuno y equilibrado reconocido por tirios y troyanos de la política nacional.

La potencial confusión de las fuentes consultadas en ese caso, sin embargo, no desmerita la veracidad del acta oficial -firmada por el mismo gerente vasco del INTI- que reprodujimos en el mismo reportaje. Que nadie se confunda: Cubillas sí estuvo en Caja Seca... confirmó además ese día su vínculo con el Palacio de Miraflores y forma parte de la nómina de confianza del ministerio de Agricultura.

La Verdad ratifica hoy su compromiso con los más elevados valores del periodismo en Venezuela. Pide asimismo excusas públicas al señor Alfonso Rodríguez por el fallo. Pero insistimos, eso sí, en que bajo ninguna circunstancia se actuó con malicia para perjudicar a nadie. Jamás este medio impreso ha afirmado o mencionado su presunta relación con Cubillas o con actividad ilícita alguna.

La Verdad no falsea la verdad. No es ni será nuestro estilo de hacer periodismo. Centenares de publicaciones así lo confirman. El único interés que motiva a nuestro capital humano es la búsqueda y divulgación de las noticias más cristalinas. En ese objetivo, y sólo en ése, invertimos todos nuestros esfuerzos.

Image

Image

Fuente: La Verdad

EA

Categoria: