¡Hay un ratón en mi pasta! El cierre del restaurante Dragon Palace ha sido inminente