Impuestazo para los millonarios en Francia

Los franceses más ricos -que ya pagan el impuesto sobre la fortuna (ISF)- abonarán también este año una contribución excepcional. Esta medida anula la disminución impositiva que decidió en junio de 2011 la anterior mayoría legislativa, de derecha.

El ministro del Presupuesto, Jérôme Cahuzac, defendió la disposición, la cual calificó como "un rudo esfuerzo pedido a los que pueden". Ante las críticas de la oposición, los diputados socialistas lo apoyaron, al sostener que "es un esfuerzo justo".

La nueva contribución aportará € 2.300 millones este año al presupuesto del Estado francés.

La Cámara baja aprobó, además, una reducción del baremo (de 159.000 a 100.000 euros por hijo) que se aplica a los derechos de sucesión y de donación a los descendientes.

La oposición reprochó la medida por considerar que impide a los franceses "transmitir el fruto de los esfuerzos de toda una vida". No obstante, el Gobierno subrayó que "el 90% de las sucesiones no están afectadas".

El miércoles, el parlamento ya había votado la supresión de las exoneraciones de impuestos y de cotizaciones sociales a las horas extras, otra medida decidida durante la presidencia de Nicolas Sarkozy.AFP

Categoria: