Al billete de 10 no lo quiere ya ni el “bien cuidao”

Al billete de 10 no lo quiere ya ni el “bien cuidao”

Comercio y transportistas ponen freno a circulación del papel moneda que representa apenas 5,78 % de la masa monetaria de Venezuela. Dos sectores vitales para satisfacer necesidades de las familias venezolanas cierran la posibilidad de transacciones de los billetes de baja denominación.

Comercios y transporte público rechaza recibir pagos con el papel moneda de 10 bolívares con lo que ya son tres fuera de circulación, sin autorización de la banca y fondeados en el silencio del Gobierno.

Las restricciones en operaciones iniciaron en 2016 con el de dos bolívares, luego siguió el de cinco bolívares en 2017, uniéndose la amenaza e incógnita del futuro del “marrón”, ventilado baja la presencia tenue del nuevo cono monetario.

En negocios de ventas de alimentos y rutas de transportes, las más citadas San José y La Limpia y de suburbana de Guajira, niegan la compra de bienes y pago de servicios a familias. Los más afectados son los trabajadores que manifiestan estar imposibilitados a adquirir productos y movilizarse a sus centros de labores.

Atilio Parra, trabajador, critica a comerciantes “que no quieren recibir el billete de 10 bolívares y los bancos (públicos y privados) lo entregan” en las taquillas. “Qué puede hacer uno”, cuestiona lamentando no poder comprar café. “No los quieren recibir y esos todavía no lo han eliminado”.

Recuerda que en una entidad bancaria de la ciudad la cajera le entregó un fajo y lo rechazó. “Tenía que aceptarlo o no había pago. Le dije a la cajera que era una falta de respeto y ella respondió que eran órdenes darlos”.

"Nadie lo está recibiendo"

El sector comercio de menudeo se defiende de los reclamos de los clientes, y es que evita aceptar el billete nacido en 2008 para frenar la inflación. Francisco Colina se niega a tocarlos. “Nadie los está recibiendo y no puedo cambiarlo después”, asegura asintiendo con un no con movimiento en sus manos.

Lo advertido por economistas ya toca la realidad. La inflación acumulada a junio de 2017 se ubicó en 176 por ciento, determinada por la Asamblea Nacional ante la ausencia del INPC recogido por el BCV, resultado que quema la presencia y circulación de los billetes y moneda de baja denominación.

De acuerdo al último informe del Banco Central de Venezuela a junio la circulación de billetes de 10 se registró en nueve millones 973 mil 429,4 bolívares, unas 997,3 millones piezas, y en monedas 149 mil 665,8 bolívares, 14,97 millones de unidades. La denominación apenas representa 5,78 por ciento de la masa monetaria en circulación, fijada en 17 mil 254,10 piezas.

Fuente: Laverdad

CC

Categoria: