Alza de precios en Venezuela enfrenta a clientes y comerciantes

Alza de precios en Venezuela enfrenta a clientes y comerciantes

A un día de que Nicolás Maduro, anunciara un incremento de 300% en el salario mínimo, los comercios de Caracas fueron un hervidero de quejas por el alza e de los precios.

Muchos locales amanecieron abarrotados de clientes que llegaron con la esperanza de poder comprar antes de que aumentaran los precios; algunos comerciantes prefirieron cerrar ante la incertidumbre.

"Los clientes ven la lista de precios y me miran como si fuera un ladrón, me ven como un especulador", lamentaba José Gregorio en un pequeño mercado en Chacao (este), donde vende queso. Compradores murmuraban molestos ante la intempestiva alza.

José Gregorio aumentó de un día para otro un 47% los costos de su mercancía, aduciendo que 40% de su capital fue devorado como resultado de la devaluación que acompañó el reajuste salarial.

"Ayer podía pagar 300 kilos de queso, con la misma cantidad de dinero hoy me alcanza para encargar 160 kilos nada más", dijo.
El sueldo básico ha venido siendo pulverizado por una inflación que el FMI proyecta en 10.000.000% para 2019.

Maduro lo incrementó de 4.500 a 18.000 bolívares mensuales, equivalentes a 19 dólares a la tasa oficial y unos 6,5 dólares a la del mercado negro), al presentar el lunes su informe anual de gestión ante la oficialista Asamblea Constituyente.

"Con ese sueldo se compran dos kilos y medio de queso", afirmó José Gregorio, quien atribuye la escalada a un mal manejo económico.

En otra parte, Libia Arraiz descargó su rabia contra los comerciantes, mientras compraba legumbres. "Son unos ladrones, ellos creen que están maltratando a Maduro, con eso no van a sacar a Maduro, eso nos afecta a los venezolanos", sostuvo.

La mujer de 60 años también enfiló contra Dólar Today, una de las páginas web que publica la cotización del "dólar negro", afirmando que "está matando a los venezolanos", pues "son ellos los que suben los precios".

"Las nuevas medidas de Maduro no sirven de nada, son un engaño", afirmó Raquel, una jubilada de 70 años que augura "más hambre" debido a la escalada inflacionaria.

Forzados por la escasez de bienes básicos y el alto costo de la vida, 2,3 millones de venezolanos han emigrado desde 2015, según la ONU. Para 2019 el éxodo alcanzaría los 5,3 millones.

Expertos como Henkel García, director de la consultora Econométrica, prevén una profundización de la crisis, pues Maduro anunció el lunes que se mantendrán los controles a los que se atribuye que la economía se haya contraído 50% durante su primer mandato (2013-2018).

Fuente: Panorama

RA

Categoria: